jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

El exfutbolista Fernández Abel: "Ante o párkinson, pelexar e pelexar"

Eduardo Fdez. Abel. SEBAS SENANDE
Eduardo Fdez. Abel. SEBAS SENANDE
El exentrenador, psicopedagogo, profesor de educación física jubilado, amante de la música y la pintura son las múltiples facetas de un hombre que en 2019, y después de 36 años luchando contra la diabetes, fue diagnosticado de párkinson

Acostumbrado a sufrir durante su vida, con diabetes mellitus tipo 1 desde 1984, Eduardo Fernández Abel recibió el año pasado "a visita para quedarse do párkinson". Es un hombre polifacético: futbolista, entrenador, psicopedagogo y recientemente jubilado como profesor de educación física. "Fixen deporte toda a vida, notábame raro e na consulta non daban motivo nin diagnóstico concreto", recuerda Eduardo Fernández Abel.

Pese a todo, su diagnóstico fue veloz, ya que "o 90% dos casos son diagnósticos últimos, xa que despois de dar voltas de todo tipo, aparece o párkinson". En su caso, los primeros síntomas fueron problemas de locomoción, sentía que "quería e non podía". Para saber lo que le pasaba se sometió a "resonancias magnéticas, comezando polos pés, pero o problema estaba arriba de todo no cranio", expresa Eduardo, al que en ese momento le detectaron unos puntos negros, evidencia del párkinson. "Nun mes coñecía a miña situación, así que a pelexar contra a enfermidade", afirma, fiel a su filosofía, que consiste en "adaptarse a esta vida e ser o máis feliz posible; e se non podes, avisa".

"A miña filosofía é a de adaptarse a esta vida e ser o máis feliz posible; e se non podes, avisa"

El párkinson es una enfermedad neuronal y Eduardo destaca la importancia de admitirlo y cuidar el cerebro, ya que "loitar contra el non serve porque é imposible de vencer".

ENFERMEDAD SOCIAL. Fernández Abel relata que tras pasar por la fase inicial de aceptación propia y de la familia, el siguiente muro «case insalvable» es la sociedad. "Todo o mundo pregunta ao revés do que se debe preguntar", reprocha, y pone de ejemplo expresiones que en ocasiones tienen que escuchar las personas con la enfermedad: "Anda ben! Espabila!». Ante esto, enfatiza que un buen apoyo familiar y una sociedad más educada «reduciría as dificultades ás que nos enfrontamos no día a día coa enfermidade", y añade "sei que en moitos casos non é con mala intención, pero doe".

La familia es clave en la lucha frente a la enfermedad, pero hay diferentes formas de reaccionar. "Existen familias que ocultan ese tema, e o o 90 por cento de xente con párkinson decide non contalo por falta de preparación», explica Eduardo, que añade que incluso hay casos que llevan a un abandono, porque descansan en la familia. Por eso anima a "non buscar a comodidade da dependencia, senón fai o que poidas, presume diso, valora o positivo e busca éxitos a curto prazo". 

"Un bo apoio familiar e unha sociedade máis educada reduciría as nosas dificultades

El protagonista de esta historia destaca como algo positivo de la enfermedad el no tener un deterioro cognitivo significativo. "A nivel motor, algúns días teño dificultades para andar e outros días incluso poido correr", explica. En la lucha frente a la enfermedad se necesitan armas.

Eduardo Fernández Abel. SEBAS SENANDE+ç

Así, Eduardo, con el objetivo de buscar actividades que le ayudaran en la pelea, retomó facetas de su vida que tenía olvidadas: "Agora son tenor primeiro no orfeón Xoan Montes e vou a talleres de pintura e cestería». En su momento, el fútbol y los estudios le impidieron dedicarse a la música, una pasión que siempre tuvo.

ASOCIACIÓN. "Contactei con Aspalu a través dun amigo, Cayetano Burrieza, que me falou dela e recomendoume acudir xunto a el", expresa. Aspalu es la Asociación Parkinson Lugo, que cuenta con fisioterapeutas, psicólogos, pedagogos y todo lo necesario para dotar a los pacientes como Eduardo de "estratexias para pelexar". Él destaca el apoyo individualizado de la asociación, así como lo económico del servicio. "A asociación adapta o tratamento á persoa que se achega, xa que cada paciente manifesta a súas secuelas dunha maneira, non hai regra fixa a seguir e necesítase unha atención individualizada", comenta, además de destacar la labor social encomiable de las administraciones públicas que subvencionan parte de las actividades que realiza la asociación.

Eduardo ilustra que son 150 asociados en Aspalu y que hay que tener en cuenta que si se calcula que el dos por ciento de la población padece párkinson, en Lugo equivaldrían a 2.000 personas, por lo que "falta moita xente". La asociación permite conocer a gente con las mismas experiencias y hacer terapia de grupo sobre los síntomas.

"Non hai que buscar a comodidade da dependencia, senón buscar éxitos a curto prazo"

El párkinson no es la única enfermedad de este luchador, ya que sufre diabetes. "En el 84 caseime e como regalo de vodas recibín a nova de que tiña diabetes", recuerda acerca de aquel duro golpe que soportó tras acabar de opositar para ser profesor. "Ambas enfermidades son independientes, pero unha axuda á outra a avisar", explica, ya que presentar niveles altos de glucosa puede hacer que aparezcan más temblores o no se descanse bien.

Eduardo anima a no quedarse en casa, a pasear todos los días, llueva o nieve, a hacer ejercicio diario y a estar activo. "Calquera vagón é digno de se apreciar e temos potencias suficientes para suprimir as dificultades", sostiene, pese a tener momentos en los que se llegó a preguntar qué hizo "mal para estar así". Hay días mejores y otros peores, pero el lema de Eduardo no es otro que "pelexar, pelexar e pelexar".

Aspalu en datos
Doce años en marcha
La Asociación Parkinson Lugo (Aspalu) se creó en el 2008, presta servicios de atención, información y asesoramiento a personas que sufren párkinson y a sus familiares.

▶ 150 socios
Actualmente en la asociación hay 150 socios de los cuales 21 acuden regularmente al centro que se encuentra en la Casa Clara Campoamor, en el Local 3.

Servicios y apoyo Los servicios que ofrece Aspalu son: fisioterapia (grupal e individual), estimulación cognitiva, logopedia y psicología, así como asesoramiento sobre el párkinson, tanto para enfermos como para familiares.

Contacto y redes
El teléfono de la asociación es el 722 40 29 02 y el email [email protected] En la página de Facebook Aspalu se puede contactar con el colectivo y recibir información sobre las últimas novedades e investigaciones relacionadas con la enfermedad.

Personal
La presidenta de la asociación es Rosa María Fariñas Fernández. Aspalu cuenta con psicóloga, logopeda, fisioterapia y técnicos rehabilitadores.

El exfutbolista Fernández Abel: "Ante o párkinson, pelexar e pelexar"
Comentarios