martes. 11.05.2021 |
El tiempo
martes. 11.05.2021
El tiempo

Esquecemento, la calle que por una vez evita el gafe

El pavimento de la calle Esquecemento se ha vuelto a levantar parcialmente. VICTORIA RODRÍGUEZ
El pavimento de la calle Esquecemento se ha vuelto a levantar parcialmente. VICTORIA RODRÍGUEZ
Se corregirá la obra de peatonalización para evitar anegamientos

Los controles en la obra de peatonalización de la calle Esquecemento han permitido atajar fallos que podrían haber derivado en el anegamiento de los portales. El Ayuntamiento ha ordenado a la empresa constructora levantar una parte importante del pavimento ya instalado para corregir las deficiencias detectadas.

Los vecinos estaban este lunes sorprendidos porque las máquinas empezaron a levantar el pavimento cuando la obra parecía ya terminada, a falta solo de la colocación del mobiliario.

El Concello explicó que los técnicos municipales se percataron de que el hormigón no quedaba alineado y a causa de eso el agua entraba en los portales. Para evitar el riesgo de afectar a los edificios se ordenó corregir la obra y, aprovechando ese cambio, se le pidió a la empresa que incorporara unas rejillas transversales para una mejor canalización, ya que al ser una calle en ligera pendiente se acumulaba el agua los días de mucha lluvia en la parte de abajo de Camiño Real.

El departamento de la alcaldía, que dirige Lara Méndez, se lamenta de que ese cambio va a suponer nuevas molestias para que los vecinos entren en los garajes, pero apunta que se va a hacer por tramos para que salgan lo menos perjudicados posible.

El objetivo es que la obra quede bien, remarcaron desde la alcaldía, que diseñó para la peatonalización de esa calle la incorporación de algunos elementos novedosos en la capital, como los parklets, un nuevo tipo de mobiliario urbano que lleva incorporada vegetación.

Con la orden de corregir el riesgo de anegamiento, se evita un fallo que podría haber causado perjuicios en una calle que hasta ahora había estado marcada por cierto gafe. De hecho, su nombre deriva de que los propios vecinos decidieron llamarla calle del Olvido porque durante muchos años se mantuvo como un erial, pese a estar casi al pie de la muralla.

La peatonalización servirá para rescatar la calle de su histórico abandono, pero su apertura definitiva tras el arreglo tendrá que esperar un poco más.

Esquecemento, la calle que por una vez evita el gafe
Comentarios