sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

Un empresario lucense reclama 500.000 euros al Popular por su quiebra

Una protesta de ahorradores afectados por la quiebra del Banco Popular. T.B.
Una protesta de ahorradores afectados por la quiebra del Banco Popular. T.B.

Se ha sumado a la querella criminal presentada ante la Audiencia Nacional contra la entidad porque su liquidación le hizo perder toda la inversión en acciones

Un empresario lucense reclama 500.000 euros al Banco Popular y a su cúpula directiva porque perdió toda la inversión que tenía en acciones cuando, en junio de 2017, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió la cotización en Bolsa de esta entidad financiera y se efectuó su compra por el Banco Santander por solo un euro.

Este afectado llegó a tener una cartera de acciones del Banco Popular por importe de más de 1,2 millones, que se fue devaluando a lo largo de seis años por los bandazos de esta entidad financiera hasta los 500.000 euros en que estaba valorada en las vísperas de que se produjese su quiebra.

Para defender sus intereses, este empresario se ha adherido a la querella criminal presentada por grandes inversores y asociaciones de afectados contra el banco y sus exdirectivos ante el juzgado central de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional.

La quiebra hace casi dos años del Banco Popular arrastró a más de 300.000 accionistas, entre pequeños ahorradores y grandes inversores, como el consorcio del empresario chileno Andrónico Luksic -su pérdida supone unos 100 millones de euros de los 3.000 totales-, que es uno de los que está liderando la acción penal.

MEGACAUSA. Esta semana el magistrado José Luis Calama, que instruye el caso, acordó agrupar las acusaciones en diez, al considerar que el procedimiento "se ralentiza indefectiblemente". Para comprender la decisión del juez basta con tener en cuenta el tiempo que se precisaría para tomar declaración por ejemplo a un testigo, debido a que están personados cerca de 140 letrados, entre los de los investigados y los de los denunciantes.

Los perjudicados que ya figuren en esta causa que no encabecen una de esas diez agrupaciones de acusaciones, establecidas en función de los criterios de volumen económico y de ingente número de afectados, tienen la posibilidad de la "personación virtual o latente".

EN LA NUBE. Esa figura novedosa de personación en un proceso les permite a los abogados acceder a toda la documentación de la causa, que está almacenada en el sistema cloud, y además el juzgado notificará a los procuradores todas las resoluciones que dicte. Eso sí, los letrados "no tendrán protagonismo procesal", ya que no podrán presentar escritos, ni actuar en las diligencias.

Y los afectados que quieran personarse en el futuro también tendrán que integrarse en una de las diez agrupaciones de acusaciones acordadas por el magistrado.

Los abogados personados pueden acceder a toda la documentación de la causa que está almacenada en el sistema cloud

No es el único trámite previo. También está en el aire la posible responsabilidad en este caso del Banco Santander, lo que abriría el abanico de posibilidades de recuperar parte de sus inversiones a los perjudicados.

El magistrado José Luis Calama acordaba en enero pasado la imputación de la entidad presidida por Ana Botín en la quiebra y posterior liquidación del Popular al aplicar el criterio de "sucesión procesal por absorción de sociedades". La Fiscalía avalaba esa decisión.

Banco Santander presentó entonces un recurso de apelación y hace apenas dos semanas la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional le daba la razón y dejaba por ahora sin efecto su citación en calidad de investigado.

"No se pueden trasladar, sin más a aquella, los posibles defectos de organización de la entidad absorbida, ni la existencia de una cultura de incumplimiento de la norma", señala este tribunal.

Añade además que "no existe dato alguno" que indique una participación "ni siquiera indiciaria" de Banco Santander en los hechos investigados y precisa que este no adquirió directamente las acciones del Popular, sino que lo hizo mediante "los mecanismos legales" establecidos por el FROB.

Algunos de los afectados ya han anunciado que presentarán recurso de casación contra el auto que acuerda este sobreseimiento.

El único lucense personado en esta causa
Este empresario que reclama medio millón de euros es el único lucense que está personado en la causa que se está siguiendo en el juzgado central de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional contra el Banco Popular y sus exdirectivos.

Vía civil
Eso sí, hay perjudicados en la provincia de Lugo por la quiebra del Popular que han presentado demandas civiles contra la entidad financiera.

 

Un empresario lucense reclama 500.000 euros al Popular por su quiebra
Comentarios