domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

Una empresa lucense participa en una iniciativa para poner en valor residuos del lácteo

Patricia Argerey Vilar en la presentación de Biopol. XUNTA
Patricia Argerey Vilar en la presentación de Biopol. XUNTA

Cinco pymes de sectores como ingeniería, medioambiente, biotecnología y lácteo, junto con el Centro de Investigación Multisectorial (CETIM), participan en el proyecto Biopol,

Cinco pymes de sectores como ingeniería, medioambiente, biotecnología y lácteo, junto con el Centro de Investigación Multisectorial (CETIM), participan en el proyecto Biopol, desarrollado con la colaboración de la Xunta de Galicia en el marco del programa Conecta Peme, para poner en valor residuos y subproductos de la industria láctea.

La directora de la Axencia Galega de Innovación, Patricia Argerey Vilar, participó este jueves en la presentación de ese proyecto, un acto que tuvo lugar en la sede de Centro Tecnolóxico de Investigación Multisectorial (CETIM), ubicado en el municipio de Culleredo, en A Coruña.

Durante su intervención el acto de presentación, Argerey Vilar destacó el "carácter estratégico" de esta iniciativa, dado que entronca directamente con las prioridades recogidas en la Estratexia de Especialización Intelixente de Galicia (RIS3) en lo relativo a la modernización de los sectores primarios gallegos, para hacerlos más sostenibles, eficientes y rentables a través de la innovación.

En concreto, este proyecto se centra en poner en valor subproductos y corrientes residuales de la industria láctea, mediante la obtención de biopolímeros que pueden ser utilizados para la fabricación de productos como aromas o fragancias o absorbentes para evitar la contaminación ambiental.

Argerey Vilar destacó también la "alianza estratégica" entre empresas de sectores tan diversos como la ingeniería, representado por Indutec (Lugo) y Soelec (Coirós); el medioambiente, con Enso Innovation (A Coruña); la biotecnología, con Carinsa, una firma catalana dedicada a la producción de fragancias y aromas, y Dairylac, con sede en Melide y liderado por cooperativas lácteas.

Ese consorcio también cuenta con el apoyo del CETIM, un centro cuya importancia destacó Argerey Vilar, dado que desde 2013 participó en 16 proyectos de I+D+i apoyados por la Axencia Galega de Innovación a través del programa Conecta Peme.

La meta final de proyecto Biopol, dotado con un presupuesto que supera los 850.000 euros -una cantidad de la que el 50% procede de fondos públicos-, es crear un modelo de economía circular que impulse el crecimiento sostenible de diferentes sectores mediante el desarrollo de una nueva vía para poner en valor los subproductos y residuos generados en la producción de la leche y sus derivados.

En realidad, a partir de esos residuos se busca la obtención de nuevos materiales "sostenibles" que pueden ser utilizados en la elaboración de diferentes productos comerciales.

Concretamente, el proyecto prevé desarrollar dos aplicaciones comerciales para el biopolímero obtenido, por una parte aromas y fragancias encapsuladas y por la otra absorbentes para evitar la contaminación ambiental.

Se ofertarán, así "productos de alto valor añadido", así como "soluciones a problemas medioambientales", precisó.

Una empresa lucense participa en una iniciativa para poner en valor...
Comentarios