Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

Una empresa incorpora kayaks e innova la oferta turística para disfrutar del río Miño

Jessica Torneiro y Brenda Retazzi se encargan de un servicio que es único en la zona. EP
Jessica Torneiro y Brenda Retazzi se encargan de un servicio que es único en la zona. EP

El albergue Roots&Boots ofrece también en A Ponte cuatriciclos y prepara servicios de bicicletas y barcas

Una empresa ha puesto en marcha un servicio de kayaks para navegar por el Miño y cuatriciclos para recorrer el paseo fluvial. Son los primeros servicios para turistas que se ponen en marcha en el río en Lugo. La iniciativa parte del albergue Roots&Boots, situado junto al puente romano, y la oferta se irá ampliando con la incorporación de bicicletas y barcas.

Siguiendo el ejemplo de otras ciudades, José Antonio Pérez Aldariz, gerente del albergue, planifica crear una zona de ocio alrededor del río, "para que la gente tenga alternativas", señala.

"Queremos ofrecer un poco de todo", asegura el empresario, aunque destaca la incorporación de actividades de kayak. Veinte euros es el precio de disfrutar de una experiencia a lo largo del río alquilando un kayak. "Se puede hacer desde cualquier hora de la mañana hasta las 15.00 o desde esta hora hasta el momento de la tarde que se elija".

Para la próxima temporada el empresario prevé acondicionar una parte del albergue para dar servicios como el de vestuario a quienes acudan a disfrutar de las experiencias en el río.

Además, ya existen permisos para ofrecer barcas "como las del Retiro de Madrid" y, en un futuro, se solicitarán otros para instalar un servicio de alquiler de bicicletas, explica el empresario.

Aunque según el gerente "no se trata de una gran inversión", este es un proceso lento. Se requieren una serie de permisos hidrográficos "que se esperan conseguir sobre el mes de abril para tener todo listo en el próximo verano", asegura Aldariz.

El gerente compara las posibilidades que ofrecen otras ciudades gallegas frente a la preocupación por la falta de alternativas en Lugo. "El miércoles, por ejemplo, vino una pareja con niños que no encontraba qué hacer, visitaron las termas y se fueron", dice. Defiende así la necesidad de ofrecer opciones para que turistas y locales puedan disfrutar de la zona fluvial de la ciudad. Por el momento, dice, los datos le avalan y la actividad ha tenido una buena acogida. Explica que los kayaks tienen hasta cinco usuarios al día, eso a pesar del bajo nivel del río.

CANEIROS. El proyecto se ha encontrado con algún impedimento por el bajo nivel del Miño. "Ahora mismo estamos bajo mínimos para poder utilizar los kayaks. Hay zonas del río por debajo de los veinte centímetros de agua", explica José Antonio Pérez. El deterioro de los caneiros de la fábrica de la luz y de Acea de Olga impide el libre desarrollo de los paseos en kayak por el bajo caudal del río.

El problema continúa agravándose y la situación del caudal del Miño alarma a los vecinos de la zona. "Los lugares con mayor cantidad no llegan al metro y medio. Tememos que esto impida el desarrollo de nuestras actividades, por lo que esperamos que se solucione pronto", apunta Pérez Aldariz. El problema afecta también al Club Fluvial.

Una empresa incorpora kayaks e innova la oferta turística para...
Comentarios