Emilio Calatayud: "Todos somos responsables en los delitos de los menores"

Este juez de menores en Granada fue precursor de condenas de carácter social y educativo. Nació en Ciudad Real hace 67 años, pero es hijo de gallegos. A los trece fue internado en un estricto colegio reformatorio porque era "tímido en el estudio". Este jueves, a las 18.30 horas, participa en un foro sobre educación que puede verse en el canal del PP en Youtube.
Emilio Calatatud. AEP
photo_camera Emilio Calatatud. AEP

Lleva casi 40 años juzgando a menores. ¿Qué cambios observa?
Antes nos venía fundamentalmente clase marginal y ahora nos llegan también chavales de clase media y media-alta. Y también se están equiparando los sexos. Antes un 70% o más eran chicos y el resto chicas y ahora la proporción quizás es de un 60-40.

¿A qué atribuye esos cambios?
Creo que depende mucho de la evolución que hemos tenido en la educación de los hijos, pero no solo de los padres, el sistema educativo, las crisis de valores que se decide constantemente, el estado de bienestar social… Ya hay delitos casi típicos de determinados círculo de menores.

¿Por ejemplo?
El maltrato a los padres es típico de clase media y media-alta. Los delitos de abusos sexuales contra el menor, contra la intimidad, acoso y demás normalmente son de clases medias.

¿Cuáles son los delitos que más ve en el juzgado?
Veo un poco de todo. Siempre digo que la pérdida de autoridad de los padres, del derecho de corregir a nuestros hijos que teníamos los padres, influye mucho. Como la pérdida de autoridad de los maestros, los mensajes que tenemos actualmente en la sociedad de que yo hago lo que quiero, con mi cuerpo hago lo que me da la gana… Luego, las nuevas tecnologías están influyendo mucho. Y la banalización del consumo de marihuana, de alcohol...

"El 80% de los menores que han cometido un delito no son delincuentes. ¿Quién no ha cometido un hecho delictivo alguna vez, de menor o de mayor?"

¿Cuánto cree que hay de responsabilidad familiar y cuánto de responsabilidad colectiva por el modo en que vivimos? Con poco tiempo, con muchas obligaciones, autoimpuestas o no, enganchados al móvil...
Desde luego, somos responsables todos, todos. Primero los políticos, que son los que gobiernan. Por ejemplo, el derecho de corrección que establecía el Código Civil lo quitó Zapatero. Decía que los padres podrían corregir razonable y moderadamente a los hijos y se puso que los padres deberán educar a sus hijos sin atentar contra su integridad física o psíquica.

Parece un precepto razonable.
¿Pero cómo se hace para que un niño de tres años no meta el dedo en el enchufe? Hay dos formas. Cuando lo vaya a meter le das un manotazo y le dices: pupa nene no se toca. Y la otra es: no introduzcas el dedo en el enchufe porque puedes ocasionar un cortocircuito de consecuencias irremediables. Te pones a razonar con el niño y se te ha electrocutado.

¿No hay un término medio? ¿Proteger el enchufe, quizás?
Y entonces quitas de la mesa todas las cosas porque las puede tirar el niño. Vamos a proteger al niño y a tapar todos los enchufes.

Frente al modelo de autoridad que usted defiende hay una corriente que promueve una educación más horizontal, no exenta de límites y obligaciones y responsabilidades. Deduzco qué piensa de ella...
Yo es que hay conceptos que ya no entiendo, esto de la transversalidad… Yo soy más partidario de la educación más o menos tradicional, que hay que estudiar, que hay que esforzarse, que no pasa nada por suspender, que el maestro no es un colega del alumno y que el padre no es igual que el niño. Yo tengo que tener autoridad sobre mi hijo, tener derecho sancionador. Y el maestro igual.

"Yo condeno a un chaval a que se saque la Eso y lo hace porque la alternativa es el encierro"

¿Nos pesa el autoritarismo de otras épocas?
Sí, claro, pero aquí se discute todo. Aquí hemos llegado al todo vale y no todo vale. Yo no soy partidario del cachete, pero confundirlo con el maltrato me parece una barbaridad. Me he metido con Zapatero, pero es que después Mariano Rajoy no lo modificó.

Son conocidas sus condenas con trabajos sociales y educativos. ¿Está medida su eficacia?
Hombre claro. Yo siempre he defendido que hay muchas formas de reparar el delito sin necesidad de privación de la libertad, que también soy partidario de ella porque hay veces que no queda otro remedio. Pero esas otras formas están contempladas en la Ley de Menores, nos están dando muy buenos resultados y la está copiando la justicia de adultos.

¿Hay menos reincidencia?
Claro que sí. Pero el 80% de los chavales que cometen delitos no son delincuentes. ¿Quién no ha cometido un delito en su vida, como menor y como mayor? ¿Y somos todos delincuentes? ¿Quién no se ha tomado dos vinos y no ha conducido mamado alguna vez? ¿Quién no ha cogido algo en El Corte Inglés? ¿Quién no ha comprado una camiseta falsificada o se ha descargado música? ¿Quién no intenta defraudar a Hacienda? Lo que pasa es que no nos pillan. No somos delincuentes y los menores mucho menos. El 80% solo han cometido un delito. Hay un 10% que sí es carne de cañón y se cambie o se endurezca la ley van a acabar en el trullo. Y del otro 10%, la mitad son muy ‘trabajables’. Depende del momento, de un buen profesional, de una buena novia, de unos buenos padres... ¿De qué me vale encerrar un chaval que se dedica a cometer hechos delictivos haciendo el botellón? Pues chico, limpia 200 horas el botellón. ¿No haces nada? Pues sácate la Eso.

¿Y esa condena se cumple?
Pues claro. Necesito el consentimiento del menor, pero me lo da porque si no lo encierro, porque ha cometido un delito. Y si no aprueba, pues desobediencia e incumplimiento de condena. ¿Hay que estudiar por motivación? Pues no. Hay que estudiar porque hay que estudiar. La motivación es o estudiar por lo civil o estudiar por lo criminal.

Defiende también que los padres deben indemnizar.
Es una obligación legal, por eso digo que yo no soy igual que mi hijo. Hay una responsabilidad civil, los menores no tienen dinero, ¿quién paga? Los padres.

"En términos generales, un menor no debe tener teléfono móvil hasta que se lo pueda pagar. Y si no, como mínimo a los 14 años"

¿Y pagan?
Vaya si pagan. Y cuando los menores cometen hechos delictivos en los centros escolares pagan estos. Y cuando dependen de las comunidades autonómas pagan estas.

¿Qué opinión tiene del uso que los menores hacen de la justicia? Ahora es más frecuente ver denuncias a padres porque les retiran el teléfono móvil, por un bofetón...
Eso es por la educación social. También aprecio un mal uso de la justicia por parte de los mayores, y de los políticos. Todo está judicializado y la justicia no está para eso. ¿De quién es el móvil? ¿Quién lo paga?

Dice que sobran leyes. En este momento están en distintas fases de tramitación distintas leyes de protección social, como la de la reforma del aborto, la de personas trans, contra el proxenetismo y la trata... ¿Qué opina?
Pues que yo ya no me creo nada hasta que no salen publicadas. Pero leyes tenemos demasiadas y siempre se utiliza una ley para violar otra y entonces esto cada vez está más complicado. Y además pierden el sentido común. Ahora tenemos que las niñas pueden abortar con 16 años sin conocimiento de los padres. ¿Cómo ve eso?

No sabría responder.

Pues yo sí sabría. ¿Tú crees que una niña de 16 años está madura para abortar? ¿Y sin embargo no puede comprar tabaco? Si pueden hacer todas esas cosas, pues que declaren la mayoría de edad a los 16 y que me quiten a mí la responsabilidad como padre. Imagínate que le pasa algo en la intervención quirúrgica. Como menor, ¿a quién le toca? ¿A los padres o se la lleva la ministra de servicios sociales?

"Si un profesor sufre una falta de respeto debe sancionar al alumno y si es una amenaza o una agresión, denunciar a la Fiscalía de Menores, es atentado a la autoridad"

También un embarazo a esa edad puede tener consecuencias negativas.
Claro, pero eso está contemplado en la ley actualmente. Si quiere abortar y los padres no, lo decide un juez. Y si los padres quieren y la niña no, también. 

¿Cree que es más garantista el criterio de un juez?
Pues sí. Más que la opinión unipersonal de una niña sin asesoramiento ni nada. Son niñas. Queremos hacerlas personas adultas y no lo son. 

Dice que no usted no es psicólogo ni es pedagogo pero no se resiste a dar consejos sobre cómo educar. Denos su opinión. ¿A qué edad debe tener teléfono móvil un niño?
En términos generales, cuando se lo pueda pagar él. Y si no, a partir de los 14.

¿Cuándo puede y debe moverse solo un niño para ir al colegio o a comprar el pan?
Depende de la seguridad de las calles y de cómo esté la ciudadanía. Tampoco hay que sobreprotegerlos tanto. En un barrio tranquilo por qué no va a ir un chaval de diez años a comprar pan a la tienda de al lado. Lo que hay que tener es sentido común, que parece que no lo tenemos ya. 

En términos generales, describe un escenario bastante oscuro respecto a la infancia y la juventud y en general sobre la sociedad y ve necesarios cambios. ¿Cuál sería su receta para darle la vuelta a la tortilla?
Pues sentido común y que se pongan de acuerdo los partidos mayoritarios, que tengan sentido común e independencia. Los padres somos padres, no amigos, los maestros son maestros, y hay que fomentar el trabajo, el esfuerzo... Lo de toda la vida. Yo soy pesimista, pero me gustaría terminar con una frase: mis opiniones son completamente discutibles y mis sentencias son apelables. Por lo tanto, no he dicho nada.

¿Y le recurren mucho las sentencias?
Gracias a Dios no. A lo mejor, yo que sé, diez o doce sentencias al año. Pero es que yo trabajo mucho la conformidad, porque primero tienen que reconocer los hechos, los menores y los padres. Pero también me recurren, oye, claro. Y para eso está la Audiencia, para que resuelva, que sabe más que yo. Si me las modifica, pues qué le vamos a hacer. Como estamos en un estado democrático, yo digo lo que pienso, siempre que no ofenda a nadie. Y si alguien se siente ofendido, pues mis disculpas.

"Hay mucho trastorno mental en adolescentes"

¿Ve más enfermedad, mental o de otro tipo, en los menores?
Sí, sí. Pregunta en tu colegio cuántos niños de 14, 15 y 16 años están en tratamiento farmacológico. A eso le añades la sobreprotección y las nuevas tecnologías... Hace poco tuve que internar en un centro terapéutico a diez niñas por maltrato de padres como consecuencia de problemas de salud mental, y en tres casos tuve que activar el protocolo antisuicidio. Y más enfermedad habrá con la crisis económica que viene.

O sea, que por un lado les soltamos mucho la cuerda y por otro los sobreprotegemos.
Eso es. ¿Cuántos niños no ves con un móvil para que no dé la lata mientras sus padres se toman una caña? A mí me han reconocido chavales que en el confinamiento se han pegado 18 horas diarias enganchados al móvil. Antes se decía que el niño estaba en peligro en la calle y ahora está cuando se mete en su cuarto y no sale.

Una amiga profesora me pide que le pregunte qué hacer ante una falta de respeto de un alumno.
Yo sancionaría. Y si es una amenaza o un agresión denunciaría a la Fiscalía de Menores. Es un atentado a la autoridad.

Mi amiga me pediría que le preguntase cómo sancionar cuando seguramente tenga poco apoyo familiar y social a esa medida.
Le pondría una sanción a cumplir dentro del colegio.

Comentarios