miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

El SUP asegura que han quedado llamadas sin atender con el traslado del 091 a A Coruña

Un policía atiende las llamadas del servicio de 091. EP
Un policía atiende las llamadas del servicio de 091. EP
El sindicato critica la "falta de previsión" tras el cierre de las líneas en las comisarías de Lugo y Ourense

"Ayer —por el lunes— fue un día triste para la Policía Nacional, un servicio con 60 años de vida cerraba sus líneas en las Comisarías de Ourense y de Lugo, trasladándose definitivamente la Jefatura Superior de A Coruña". Así lo ha ratificado este martes el Sindicato Unificado de Policía (SUP), quien ha advertido de que la decisión ha estado acompañada de una "falta de previsión" que influye en la prestación del servicio y también lo hará en la "operatividad" de las plantillas. 

En un comunicado, el sindicato policial subraya que el 091 se ha convertido, a lo largo de la historia, "en un referente para los ciudadanos" como número de atención telefónica de la Policía Nacional. Este servicio se instauró inicialmente en Madrid hace 63 años, para implantarse por toda España dos años más tarde. 

Al respecto, el SUP recuerda que la principal labor de los centros inteligentes de mando de comunicación y control (Cimacc 091) es canalizar y atender vía telefónica las situaciones de emergencia y demandas de información de los ciudadanos. Cada mes, ha añadido, las Comisarías de Lugo y Ourense venían recibiendo, entre ambas, casi 5.000 llamadas. 

Por ello, ha lamentado el "día triste de ayer" con el cierre de este servicio y su traslado a la Jefatura Superior de A Coruña. Pero ha añadido que "este paso atrás en el servicio al ciudadano se ejecutó con improvisación a pesar de que la medida se conocía hace más de un año". 

"La Sala de A Coruña acogió el servicio sin incrementar el personal necesario lo que ha provocado un notable incremento de la carga de trabajo para los operadores, que inevitablemente se saldó con llamadas que no han podido ser atendidas a pesar del buen hacer de personal al servicio de A Coruña. En las Comisarías de Lugo y Ourense se detectó falta de información sobre el nuevo método de trabajo, canales, indicativos y procedimiento", ha denunciado.

RECHAZO AL MÉTODO PARA CONVOCAR LAS NUEVAS PLAZAS. El SUP remarca que desde el primer momento se opuso a esta medida como lo hizo en 2016 cuando se llevó a cabo la concentración de las Salas de la provincia de Pontevedra en Vigo y de toda A Coruña en la Jefatura. 

E incide en que también ha criticado que la Dirección General de Policía no haya incluido en el Concurso General de Méritos las necesidades de la plantilla de A Coruña, convocando "únicamente y a última hora 14 plazas en comisión de servicio, no resueltas todavía, en las que solo han podido participar los funcionarios destinados en Galicia, cuando la forma de provisión reglamentaria es el Concurso General de Méritos y no la comisión de servicio". 

"Esta falta de previsión perjudicará a la operatividad de algunas plantillas", remarca el SUP, que ha elevado ante el Consejo de Policía un escrito en el que solicita varias cuestiones, empezando porque las vacantes que se produzcan en las plantillas de origen de los funcionarios que obtengan destino en las nuevas plazas de A Coruña generen las correspondientes resultas en dichas plantillas a través de un concurso general de méritos ordinario de Escala Básica y Subinspección. 

Añade que en caso de no cubrirse alguna de las 14 plazas ofertadas para el Cimacc 091 de la Jefatura Superior de Policía de Galicia, que sean las mismas ofertadas en una comisión de servicia a toda España, siguiendo para su resolución los criterios del concurso general de méritos. 

Asimismo, piden que se publique una resolución en la que consten los funcionarios seleccionados y el destino de los mismos en base a la convocatoria activada, cuya fecha límite para participar expira el 3 de marzo.

"RECONOCIMIENTO DE LA ESPECIALIDAD". "Echamos también en falta un gesto de agradecimiento hacia los compañeros afectados por parte de los responsables de las plantillas que suprimen el servicio. Personal que será adscrito a otros servicios, viendo perjudicadas sus condiciones laborales y económicas, en algunos casos", advierte el SUP, que pide para los operadores de estas salas "el reconocimiento de especialidad, con un Catálogo propio y un Complemento Específico Singular acorde a sus funciones". 

Por su parte, los populares —con especial intensidad en Lugo y Ourense— han ratificado reiteradamente su postura contraria al cierre de las salas y se han reunido con representantes del sindicato policial. Este mismo martes el presidente del PP ourensano, Jesús Vázquez, ha emitido un comunicado en el que lamentaba "un error" que "resentirá" la atención policial. 

El SUP asegura que han quedado llamadas sin atender con el traslado...
Comentarios