jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

El récord de las dedicatorias

Ángel Patricio Rodríguez Argibay, en el salón de su casa en Lugo, donde guarda gran parte de los libros dedicados. AIDA SOENGAS
Ángel Patricio Rodríguez Argibay, en el salón de su casa en Lugo, donde guarda gran parte de los libros dedicados. AIDA SOENGAS
Con sus 4.333 libros dedicados, Ángel Patricio Rodríguez Argibay pretende entrar en el libro Guiness

LOS 4.333 libros del funcionario lucense Ángel Patricio Rodríguez Argibay aspiran a entrar en los récords Guinness y no solo por el gran tamaño de esta colección sino, sobre todo, porque cada uno de estos ejemplares están dedicados por sus respectivos autores. 

A Ángel Patricio nunca se le había pasado por la cabeza –durante los 44 años que lleva amontonando en casa libros dedicados– echar una solicitud para obtener un récord Guinness. Pero Luz Darriba, la artista multicultural que organizó en el año 2000 el proyecto Cumulum, con el que rodeó de libros la muralla y entró también en el Guinness, se lo recomendó. Así que Ángel Patricio le hizo caso y ahí está, reuniendo la documentación. 

"Da bastante que hacer. Tengo que escanear todas las dedicatorias, 4.333. Pero, además, tengo que hacer una relación de los libros y de los autores y aportar entrevistas de prensa para acreditar que es verdad que tengo la colección. Lo último que solicitaron es un certificado firmado por dos personas que aseguren que existe esta colección", relata Ángel Patricio. 

Sus 44 años de afición por el coleccionismo pronto podría ser reconocida mundialmente

A cambio del Guinness, la organización le daría a este coleccionista lucense un diploma. También aparecería en el famoso libro. No es mucho, pero con eso le basta. 

"Es un reconocimiento a todo lo que acumulé desde 1975. También me gustaría que toda esta colección de libros dedicados acabase en un sitio público para que cualquier persona pudiese verlos y consultarlos. Negociaría con alguna administración si estuviesen interesada en ello", propone el coleccionista lucense, que aportó en una ocasión más de 100 de sus libros dedicados a una exposición organizada en el ayuntamiento coruñés de Cesuras. 

Este funcionario de la Diputación comenzó a coleccionar en 1975 viendo que, en la librería de su casa, había varios ejemplares de autores lucenses como Vázquez Seijas, Ánxel Fole o Narciso Peinado. Entonces pensó en la posibilidad de que, ya que los tenía a su alcance por ser todos ellos de Lugo, pedirles una dedicatoria. Y así fue surgiendo esta colección que lo llevó a los salones de las casas de muchos famosos, a algunos de los cuales trata ya como amigos de toda la vida. 

El récord actual lo ostenta otra persona con 2.000 dedicatorias

"Tengo dedicatorias de 1.442 autores de distintos ámbitos (cantantes, escritores, pintores, periodistas, músicos, cocineros, modistos...). Por lo general, todos ellos son gente muy accesible y a muchos los conocí personalmente bien porque fui a presentaciones suyas, a ferias del libro o, incluso, a sus casas como, por ejemplo, la de Aline Griffith, la condesa de Romanones; Antonio Buero Vallejo; Alberto Figueroa; Torrente Ballester; Pilar Eyré o José Luis de Vilallonga. A veces, me citaban en el salón y otras, en el recibidor. En ocasiones, también dejaban el libro al portero o a la entrada", explica este lucense. 

De las amistades hechas a raíz de pedir una simple dedicatoria, Ángel Patricio cuenta que la condesa de Romanones le regaló el primer libro que escribió, La vida de Pascualete. También dice que Camilo José Cela era muy amigo de él y que, en distancias cortas, era bastante más afable de lo que parecía a través de los medios. 

El coleccionista lucense presume, asimismo, de tener dedicatorias de tres Premios Nobel: Cela, Vargas Llosa y Vicente Aleixandre. De este, tiene la última dedicatoria que escribió a un lector. "La última dedicatoria de Vicente Aleixandre fue para mí y tengo un certificado de su hermana sobre esto", asegura. 

Ángel Patricio Rodríguez Argibay tiene una colección de 4.333 libros con dedicatorias de 1.442 autores de distintas áreas

Si tuviese que escoger cuál es la mejor de todas las dedicatorias que logró reunir, le resultaría especialmente difícil. "Todas las dedicatorias son buenas porque están hechas con cariño. El texto suele ser más o menos parecido. Ponen el nombre y algo así como: Para un buen coleccionista, con mucho afecto". 

Tantos miles de libros acumulados apenas encuentran espacio en su piso de Lugo y este hombre tuvo que echar mano también de otra vivienda que tiene en A Coruña para encontrar un lugar en el que acomodarlos. "Adapté mis dos pisos a mi colección. Aproveché el espacio al máximo. Antes tenía catalogados los libros por temas. Ahora, ya no. Hay estantes con dos o tres hileras de ejemplares y es imposible encontrar alguno en concreto", dice. 

Más de 5.000 cartas y cerámica
La colección de Ángel Patricio Rodríguez no solo se remite a los libros. También reúne cartas.

¿De qué tratan las cartas?
Suelen ser las respuestas de los autores a los que solicitaba las dedicatorias, la mayoría escritas a mano. En total, más de 5.000 misivas. Algunas son felicitaciones navideñas.

¿Colecciona otras cosas?
Tiene una importante colección de piezas de cerámica de Sargadelos y de O Castro.

¿De dónde le vino este afán por reunir artículos?
Su madre ya coleccionaba platos de porcelana isabelina y también cucharillas de plata.

El récord de las dedicatorias
Comentarios