jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

Cristino Álvarez, 'Caius Apicius', recibe el Premio Puro Cora de periodismo

El cronista recogió su galardón en el transcurso de un acto celebrado en Lugo y presidido por Núñez Feijóo ►Álvarez destaca en su discurso que "si medimos la cultura gastronómica de un país por el número y la altura de sus escritores gastronómicos, Galicia está a la cabeza de España con mucha diferencia"

El cronista Cristino Álvarez recogió este martes el Premio Puro Cora en un acto celebrado en Lugo. El galardón, que reconoce su trayectoria profesional, se corresponde con la vigésimo tercera edición del Puro Cora de Periodismo que concede El Progreso en recuerdo de tres generaciones de periodistas, ejemplificadas en Purificación de Cora y Más Villafuerte, Purificación de Cora Sabater y Purificación de Cora Paradela.

La celebración se desarrolló en las instalaciones de El Progreso en O Ceao, donde se dieron cita representantes destacados de la sociedad lucense y gallega en los ámbitos institucional, económico y cultural. El acto contó con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo; la presidenta del Grupo El Progreso, Blanca García Montenegro, y el director general del Grupo, José de Cora. También acudieron a la entrega del premio el presidente de la Diputación, Darío Campos, y la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, entre otros.

"Si medimos la cultura gastronómica de un país por el número y la altura de sus escritores gastronómicos, Galicia está a la cabeza de España con mucha diferencia"

Álvarez, hizo un discurso en el que enalteció su amor por el periodismo y por la gastronomía, en concreto, por la excelencia de escritores gallegos que lo han antecedido en la crónica gastronómica. Caius Apicius citó a "huéspedes habituales" de sus crónicas y como "permanentes fuentes de inspiración y documentación" a los autores gallegos Wenceslao Fernández Flórez, Álvaro Cunqueiro, Julio Camba y Emilia Pardo Bazán. Esas guías lo llevaron a afirmar que "si medimos la cultura gastronómica de un país por el número y la altura de sus escritores gastronómicos, Galicia está a la cabeza de España con mucha diferencia sobre los demás", para remachar a indicando que "esta región, o comunidad como ustedes quieran, tiene una pléyade de cronistas gastronómicos".

Cristino Álvarez se remontó a los principios de su carrera, en 1974, para revelar que su andadura profesional periodística comenzó en El Progreso y en Lugo. Recién graduado como periodista y como marido, se dirigió a "Pedro de Llano, el mítico Bocelo, con quien había dado los primeros pasos en el oficio en El Ideal Gallego". Su relación con Lugo se extiende a que "Lugo es gallego", como el propio Cristino Álvarez, "y es romano, como Caius Apicius", el nombre con el que firma sus crónicas gastronómicas. No empezó a trabajar en El Progreso porque, tras recibir un compromiso de Bocelo, otro periodista gallego, Alejandro Armesto, lo incorporó a la redacción central en Madrid de Efe, la agencia con la que colabora desde hace 35 años. "Por aquellos años surgió aquel lema que establecía: '...Y para comer, Lugo’, a cuyo éxito, que fue indudable, creo haber aportado no ya con un granito, sino un par de carretadas de arena", destacó el ganador del  Puro Cora, que reconoce toda su carrera.  

"Recibir el Puro Cora es una de las cosas más gratas que pueden pasarle a un periodista gallego (...) Me encanta este reconocimiento a un género que tanto tiempo fue considerado menor"

Para Caius Apicius, verse reconocido con el premio Puro Cora "es una de las cosas más gratas que pueden pasarle a un periodista gallego", pues se relaciona con el nombre de grandes de la historia del periodismo gallego. A ese valor suma el de que "el Puro Cora no es un premio gastronómico como el Cunqueiro o el Nacional de Gastronomía, sino un premio periodístico". "Me encanta este reconocimiento a un género que tanto tiempo fue considerado menor", apuntó, para contextualizar que cuando comenzó a escribir sobre la buena mesa "estábamos lejos de imaginar la moda actual gastronómico-mediática", que considera "culinario-mediática". Ese carácter de moda, de asunto superficial, llevó al ganador a remontarse a la historia de la gastronomía "que nos explica por qué Roma llegó adonde llegó, eran los límites del cultivo de sus plantas más emblemáticas: trigo, vid y el olivo".

El jurado del premio estuvo formado por Blanca García Montenegro; José de Cora; el director del diario, Luis Rodríguez; el director de Galiciaé, Alfonso Riveiro; el director de Diario de Pontevedra, Pedro Pérez; el director de Comunicación y Márketing, José Manuel Pérez Bouzada, y el director comercial de El Progreso, José María Álvarez Vilabrille.

Cristino Álvarez, 'Caius Apicius', recibe el Premio Puro Cora de...
Comentarios