Sábado. 18.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 18.11.2017
El tiempo

El programa para atajar la gravedad de los ictus benefició ya a 138 lucenses

Pasillo de Urgencias del Hula
Pasillo de Urgencias del Hula
El plan busca acelerar el tratamiento de los afectados para reducir la mortalidad

El Plan Gallego de Atención al Ictus que se puso en marcha en junio del año pasado benefició a 138 lucenses.

Durante este año de procedimiento, el Código Ictus, nombre del programa, se activó en más de cien ocasiones en diferentes partes de la provincia. Concretamente, 76 casos en la zona de influencia del Hospital Universitario Lucus Augusti, 40 en el área sur y 23 en la zona norte. Todos estos pacientes fueron atendidos durante las primeras cuatro horas y media desde que sufrieron el ictus.

Este plan, que pretende reducir la mortalidad de los que sufren un ictus isquémico en Galicia, tiene como objetivo principal disminuir el tiempo transcurrido entre el inicio de los síntomas hasta la llegada al hospital, la reducción del tiempo de espera del diagnóstico, adecuar el procedimiento terapéutico a las necesidades específicas del paciente y coordinar la actuación entre los distintos profesionales.


El ictus isquémico es el más frecuente y se produce por la obstrucción o taponamiento de un vaso


Para poner en funcionamiento este plan, se creó una Central de Atención ao Ictus (CAI) en toda Galicia, que tiene un servicio directo de videoconferencia entre los centros hospitalarios para ofrecer asesoramiento y seguimiento de los pacientes.

De esta manera, un neurólogo del CAI, pude examinar a un paciente a través de la cámara de alta resolución. Además permite interrogarlo e interpretar el TAC que se le realizó. De cumplirse los criterios para la fibrinolisis, el propio servicio de urgencia podrá administrar al paciente el fármaco bajo la supervisión del neurólogo.

En los casos de posible tratamiento endovascular, el especialista determinará si trasladar al paciente a uno de los centros con unidad de Ictus. Galicia cuenta con tres, en A Coruña, Vigo y Santiago. En los casos atendidos en la provincia, seis tuvieron que ser llevados a estos hospitales.

Este traslado se hará en el menor tiempo posible, y una vez allí, se realizará un tratamiento de neurología intervencionista consistente en recanalizar la obstrución que está produciendo o ictus.

El paciente permanecerá ingresado en la unidad de ictus hasta completarse la estabilización de la fase aguda. Finalizada esta fase, el paciente será trasladado de nuevo a su centro de referencia para completar el proceso de diagnóstico y continuar con el tratamiento rehabilitador en el caso de que lo necesite.

El ictus es una enfermedad produida por un trastorno brusco de la circulación cerebral que altera el funcionamiento de una o varias áreas de este órgano.

El ictus isquémico es el más frecuente y se produce por la obstrucción o taponamiento de un vaso,que impide que la sangre llegue a una o varias áreas del cerebro y que puede ser transitorio. El segundo tipo es el hemorrágico, que es menos frecuente. Se origina como consecuencia de la ruptura de un vaso dentro del cerebro o en sus envolturas, causando una hemorragia.

El programa para atajar la gravedad de los ictus benefició ya a 138...