viernes. 28.02.2020 |
El tiempo
viernes. 28.02.2020
El tiempo

El PP insta a Méndez a una cuestión de confianza que tumban BNG y Lugonovo

Jaime Castiñeira
Jaime Castiñeira
Castiñeira ve insostenible la situación por la falta de presupuesto y porque Lugo ya es la tercera capital de provincia que "peor paga"

El PP hizo este lunes un nuevo intento de poner contra las cuerdas al gobierno local y a los partidos que lo sostienen al retar a la alcaldesa, Lara Méndez, a ser "valente" y someterse a una cuestión de confianza, ya que, por segundo año consecutivo, a finales de enero nada se sabe de cuándo habrá presupuesto municipal y Lugo ya es la tercera capital española que más tarda en pagar a sus proveedores, denunció.

El PP cree que la cuestión de confianza sería un modo de ver si Lugonovo y BNG prefieren seguir blindando el gobierno, "en contra dos intereses xerais" o "admiten o dano que están causando e o erro no que incurriron ao entregar o mando a quen non era de Lugo, nin coñecía Lugo nin quería ser alcaldesa senón presidenta da Deputación", afirma el portavoz popular, Jaime Castiñeira.

El lance fue desactivado inmediatamente por los segundos, quienes sostienen que en este momento "non toca" posicionarse ante una hipotética cuestión de confianza porque no se ha dado el paso previo, que sería el debate y las negociaciones para intentar aprobar el presupuesto. El gobierno local optó por la estrategia del silencio.

El PP cree que no hay excusa para que a estas alturas del año las cuentas municipales estén en una situación "tan precaria". Recuerda que va casi mediado el mandato y que la situación se repite por segundo año consecutivo. "A alcaldesa aínda non se deu conta da súa soidade e da súa debilidade. É hora de que tanto o PSOE coma os grupos que esixiron politicamente a cabeza de Orozco asuman as súas responsabilidades e definan que papel queren xogar no presente e no futuro do Concello a curto prazo", afirmó Castiñeira. Recordó que el exalcalde utilizó este recurso en 2008 y que la actual regidora mentó esa posibilidad hace un año.

Ni el BNG ni Lugonovo están satisfechos con la gestión del gobierno, según aseguran. El primero cree que hace anuncios de cara a la galería pero que no soluciona problemas de la ciudad, como el de la movilidad, mientras que Lugonovo denunció recientemente el bajo nivel de cumplimiento de los acuerdos plenarios y afeó a la alcaldesa que, tras cuatro meses, ni siquiera firmase la orden para constituir la comisión de control de las contrataciones del Concello.

Ambos dicen que serán mucho más exigentes a la hora de negociar tanto acciones programáticas como el cumplimiento de las mismas. "Buscaranse medidas para que se poida supervisar a execución do que se acorde. Lugonovo cre que sempre debe estar disposta a negociar en aras a mellorar a cidade, non facer oposición por facer", afirmó el portavoz de Lugonovo, Santiago Fernández Rocha. Rubén Arroxo, del BNG, reconoce que "a cousa está difícil", pero cree que primero el gobierno debe negociar.

El PP insta a Méndez a una cuestión de confianza que tumban BNG y...
Comentarios