martes. 28.09.2021 |
El tiempo
martes. 28.09.2021
El tiempo

El Miño sigue desbordado pese a la tregua temporal

Las precipitaciones bajaron de intensidad a partir de la noche del viernes y se redujeron las incidencias. Sin embargo, el río Miño alcanzó su pico de nivel durante la madrugada del sábado y se anegaron edificios situados en las márgenes

El temporal de lluvia y viento que azota Galicia desde el jueves redujo su intensidad desde el viernes por la noche y durante la jornada del sábado, lo que también propició que se produjeran menos incidencias causadas por las inclemencias meteorológicas. Sin embargo, los cauces fluviales siguieron acumulando agua debido a las escorrentías. El río Miño se desbordó a su paso por el municipio lucense y alcanzó su pico de nivel a las siete de la mañana del sábado, cuando llegó a los 3,85 metros en el punto de medición de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil. Desde ese momento, fue descendiendo paulatinamente y a las siete de la tarde se situaba en 3,41 metros.

Cuando se superan los 3,50 metros la Confederación Hidrográfica considera que se entra en estado de prealerta y el Miño se situó por encima de ese límite desde las ocho de la tarde del viernes hasta las cinco de la tarde del sábado. El umbral de alerta está fijado en 4,5 metros. La crecida provocó que se anegaran algunas instalaciones situadas en los márgenes del río. El Club Fluvial tuvo que cerrar la sala de bicicletas estáticas porque le entró el agua, que también llegó a la sala de máquinas, aunque no causó daños de gravedad porque el personal ya había tomado la precaución de elevar los motores para evitar complicaciones.

En el balneario, la colocacion de numerosas compuertas y bombas de achique evitó que se produjeran inundaciones importantes. Entró agua, pero solo afectó a un pequeño sector y no tuvo mayores consecuencias. El personal del establecimiento también vació la planta baja para minimizar los estragos en caso de que no pudiese controlarse la entrada de agua.

También el restaurante O Muíño sufrió las consecuencias de la crecida. El agua cubrió la terraza exterior, el aparcamiento, el anexo acristalado y llegó hasta la rampa de acceso.

Por otra parte, las brigadas municipales tuvieron que intervenir a media mañana en la Avenida República Argentina, donde se derrumbó de un castaño sobre la vía sin causar daños.

El Miño sigue desbordado pese a la tregua temporal
Comentarios