sábado. 22.02.2020 |
El tiempo
sábado. 22.02.2020
El tiempo

¿CÓMO VA LA FERIA? PUES DEPENDE...

El mercado provisional se estrenó con nervios y la visita de inspectores

Operarios mejorando la seguridad de las instalaciones municipales
Operarios mejorando la seguridad de las instalaciones municipales
Los técnicos de la Xunta exigieron mejoras en la seguridad de las instalaciones y citaron a una reunión urgente al Concello, que la retrasó hasta este miércoles. Los trabajos nocturnos en la Plaza, que durarán 33 días, provocaron algunas quejas

Los comerciantes de la plaza de abastos estrenaron este martes el nuevo emplazamiento, en el mercado de Quiroga Ballesteros y en una carpa en la Praza da Soidade, donde permanecerán los 33 días que durará la primera fase de la reforma interior de la plaza de abastos, con muchos nervios y la visita de los inspectores de la Consellería de Sanidade. Los técnicos pidieron que se adoptaran algunas medidas para mejorar la seguridad de los vendedores y del público, como la colocación de tubos protectores en la estructura metálica que se montó en el espacio central del mercado de Quiroga Ballesteros, donde fue reubicada la carne y el pescado.

Los inspectores de la Xunta también pidieron que se colocaran manteles de plástico sobre las mesas de madera y vieron necesario cubrir con una chapa metálica los tubos de desagüe. A primera hora de la mañana estaban al descubierto y provocaron varios tropezones, aunque estos continuaron una vez que se taparon.

La Xunta explicó que envió a los inspectores para comprobar que los puestos reunían condiciones de seguridad e higiene ante la falta de comunicación del Concello sobre cómo se había realizado la reubicación. Por esta misma razón, la jefatura provincial de Sanidade citó el martes de forma urgente al Concello a una reunión, que no se pudo celebrar por falta de disponibilidad municipal y fue aplazada al miércoles.

El primer día de mercado en la nueva ubicación comenzó con nervios, mucho cansancio por parte de los afectados por el traslado -algunos estuvieron trabajando por la noche para tener los puestos a punto a primera hora- y con opiniones muy encontradas sobre cómo el Ayuntamiento gestionó su reubicación. La dueña de un asador de pollos seguía el martes sin asador y sin vitrina caliente y en el mercado había tenderos muy enfadados por cómo el Concello asignó los puestos y por el hecho de que algunos compañeros gestionaran espacios por su cuenta pero con el visto bueno municipal. Otros comerciantes, en cambio, se mostraban satisfechos con la solución y dispuestos a sacarle el mayor partido.

No están tan contentos los vendedores del sótano de la Plaza que el martes tuvieron que ponerse en los soportales y en la calle, ya que en la carpa solo caben unos pocos. El BNG pidió que se les reubique bajo otro toldo en A Soidade y que se pongan baños y contenedores.

También provocaron quejas y una denuncia en la Policía Local los trabajos nocturnos en la Plaza. Durarán 33 días, pero el gobierno aseguró que los más molestos se harán por el día, una petición que también hizo Lugonovo.

Lugonovo pidió que se hagan por la noche los trabajos menos ruidosos y el BNG, otra carpa para los vendedores del sótano

El mercado provisional se estrenó con nervios y la visita de...
Comentarios