jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

EL PP CREE QUE SE PUEDE ANULAR EL CONVENIO EN EL PLENO PARA EVITAR LAS INDEMNIZACIONES

El juzgado tiene proyectos para derribar O Garañón de 52.000 euros a un millón

Torres de O Garañón
Torres de O Garañón
Una empresa propone volar las torres con explosivos, pero al menos otras dos lo ven inviable ► La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística informó en su día de que podría hacer el proyecto de derribo gratis

El juzgado que instruye la investigación sobre la urbanización de O Garañón dispone de diversas propuestas para derruir las dos torres, pero son tan dispares tanto en la fórmula como en el coste que resulta difícil valorar su viabilidad. En un informe presentado por la Policía Judicial de la Guardia Civil a petición de la jueza Pilar de Lara, se presenta una propuesta de "voladura especial" de las torres, formadas por bajo, entreplanta, ocho pisos y bajo cubierta, más los sótanos. Incluyendo los explosivos, los trabajos para instalarlos y los expertos para manejarlos, el coste ascendería 52.000 euros.

La propuesta fue presentada por una empresa de A Coruña, tras visitar la obra. En ese momento, los agentes también contactaron con la Agencia de Protección da Legalidade Urbanística (Aplu), quien les informó de que para dinamitar las estructuras sería necesaria licencia y proyecto y que este podría ser realizado gratis por la Aplu.


El trabajo se haría con una máquina de 30 metros de altura, con una especie de pinza en el extremo


En 2011, el promotor, el ourensano Ricardo Iglesias, estimó en 531.000 euros el coste del derribo. En un escrito de reclamación de indemnizaciones que presentó al Concello, y que de momento no se sustanció, el promotor indicaba que ya había gastado 2,4 millones de euros en las obras de urbanización y edificación, por lo que echar abajo lo construido le supondría un gasto de tres millones de euros. A esta reclamación sumaba otras, por conceptos como los costes del desarrollo urbanístico, financieros, de venta de la promoción, lucro cesante y hasta pérdida de valor de repercusión del suelo. En total, reclamaba 25,8 millones de euros al Concello. Este aplazó la respuesta con la presentación del recurso al TSXG contra los informes de Cultura, resuelto negativamente ahora.

El estudio de costes de derribo fue encargado a una empresa lucense. Esta indicaba que la pendiente del terreno impedía el uso de explosivos, porque sería muy difícil contener los escombros. Apuntaba que habría que tirar varias plantas con martillos neumáticos, compresores de aire y tubos de desescombro. Solo en la parte más baja se podría emplear retroexcavadora. La demolición generaría unos 30.000 metros cúbicos de escombros (unos 900 camiones de 12 metros cúbicos).

El juzgado dispone todavía de un presupuesto más, que ronda el millón de euros. Se lo solicitó a la empresa lucense J. Carreira, quien también descarta la voladura, por las características y la ubicación de la finca. El trabajo se haría con una máquina de 30 metros de altura, con una especie de pinza en el extremo. La de J. Carreira es una de las dos máquinas de esta altura que hay en Galicia.

El juzgado tiene proyectos para derribar O Garañón de 52.000 euros...
Comentarios