El juez descarta imponer nuevas restricciones al ferial de San Froilán

Desestima la petición de una organización vecinal que reclamaba medidas más duras para controlar los ruidos
Atracciones en una edición pasada del San Froilán. EP
photo_camera Atracciones, en los bancales del parque Rosalía de Castro

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de Lugo ha desestimado el incidente de ejecución de sentencia promovido por una organización vecinal que buscaba la implantación de medidas más restrictivas para controlar el ruido que produce el ferial de las fiestas patronales de San Froilán –declaradas de Interés Turístico Nacional– en el entorno del Parque de Rosalía de Castro.

El propio gobierno local, que entiende que esa resolución le da la razón y ampara las medidas implantadas por el Ayuntamiento para controlar el exceso de ruido en el ferial, fue el que dio a conocer el contenido de esa decisión del contencioso administrativo.

El Juzgado rechaza fijar un máximo de conciertos a celebrar en la Praza Horta do Seminario, así como obligar a las tómbolas u otras atracciones a funcionar sin música o a alejarse cien metros de edificios habitados; además de rechazar la implantación de un "hilo musical único" para todo el recinto ferial.

Reconoce que el "dispositivo" de la Policía Local encargado de la "vigilancia y cumplimiento" de la normativa de emisión de ruidos en el caso de las atracciones feriales podría haberse realizado "de forma más exhaustiva".

En todo caso, después de una vista celebrada el pasado 19 de abril, el Juzgado entiende que "el grado de contaminación acústica durante las fiestas de San Froilán se ha reducido sensiblemente" a raíz de las medidas "cautelares" aplicadas por orden judicial. "La mejoría es manifiesta en la calle García Portela, lo cual redunda en beneficio de los residentes de la zona, sobre todo si se tiene en cuenta que es lugar de paso frecuente y habitual hacia las casetas del pulpo", añade.

Por ello, y ante "la imposibilidad de determinar el grado de imputabilidad del nivel de ruido generado en el recinto ferial a las atracciones existentes ha de conducir a desestimar el incidente de ejecución", concluye. De todas formas, le recuerda a la administración local su obligación de "cumplir los mandatos judiciales" y las "obligaciones impuestas" mediante "sentencia firme" para controlar el ruido en el ferial.

Comentarios