Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

El dique provisional en el río Miño solo podrá ser autorizado por el ministerio

Inca tiene hasta el día 9 para remitir la documentación ►Marín recuerda que la obra difiere con el estudio de impacto

El dique provisional en el río Miño -que la empresa adjudicataria de la fábrica de la luz, Inca, hizo para poder trabajar en seco en las obras- solo podrá ser legalizado por el Ministerio de Medio Ambiente. La firma tiene hasta el 9 de diciembre para remitir documentación que justifique la nueva ubicación de la ataguía a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y este organismo la enviará entonces al ministerio porque según recordó este lunes Francisco Marín es el único que puede resolver esa cuestión.

El presidente de la CHMS puntualiza que la empresa comunicó al organismo de aguas en octubre su intención de iniciar las obras, adjuntando un plano en el que señalaba con un punto el lugar donde haría la ataguía. La ubicó en ese punto, pero discrepaba con lo aprobado en el estudio de impacto ambiental por lo que, si quiere conservarla, tiene que lograr legalizarla.

No es esta la única comunicación de Inca con la Confederación, ya que cuando le ordenó el día 23 de noviembre detener los trabajos del dique, el director de obra de la firma le comunicó por escrito que el dique se estaba construyendo según la modificación que había propuesto. Marín recordó este lunes que la documentación para legalizar una obra que difiere de lo recogido en el estudio de impacto ambiental es ingente y no se puede ceñir solo a un mero plano señalando el punto en el que se va a hacer.

Si el Ministerio autoriza la modificación, Inca podrá continuar con la ataguía en el lugar en el que la hizo. Si no, deberá tirarla y hacerla donde recoge el estudio, a 150 metros de la actual.

Además, Marín recordó que la Confederación pidió al Concello -titular de la explotación de la minicentral de la fábrica de la luz- y a Inca -concesionaria de esa explotación- que informen de cómo tienen previsto evitar que las obras ya realizadas y no recogidas en el estudio de impacto ambiental puedan afectar al dominio público hidráulico o a terceros.

El hecho de que las obras se hayan iniciado en época de crecidas y no en verano puede influir en sus efectos.

Mientras se resuelve la autorización, Inca puede seguir haciendo obras en la fábrica de la luz, pero no puede continuar construyendo el dique. Con respecto a esa obra, la Confederación Hidrográfica inició un expediente sancionador que no tiene aún fecha de resolución. El presidente recuerda que, aunque los administrados quisieran más celeridad, la Administración tiene unos plazos que deben cumplirse.

El dique provisional en el río Miño solo podrá ser autorizado por...
Comentarios