Sábado. 18.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 18.11.2017
El tiempo

"El ahorro de sangre se empezó por los Testigos pero es útil para todos"

Javier Bárcena repasó este martes en el Hula los métodos para abordar cirugía sin transfusiones ►La elección del ponente para la sesión clínica fue muy criticada por un sector del personal

Javier Bárcena, médico del servicio de información hospitalaria de los Testigos de Jehová, recordó ayer en el Hula que la cirugía con ahorro de sangre se realiza ya en numerosos hospitales, aplicada a distintos tipos de pacientes, con independencia de sus creencias. "El ahorro de sangre se empezó a hacer por los Testigos pero es útil para todos", recordó.

Explicó los diferentes métodos que permiten abordar cirugía sin sangre y que van desde el uso de recuperadores en quirófano (que permiten reutilizar para el propio paciente la sangre que va perdiendo durante la intervención) hasta la administración de determinados tratamientos previos a la operación que reducen el sangrado. Además, animó a los asistentes a aplicar las últimas actualizaciones de la evidencia científica disponible. "Por ejemplo, ahora sabemos que, al margen de los que tienen alguna cardiopatía, la mayoría de pacientes se recuperan de las anemias mejor de lo que se pensaba", apuntó.

El médico, que se dedica a difundir las ventajas de la cirugía sin sangre y cómo se aplica en determinados hospitales para algunas operaciones, apuntó que, al margen de las creencias, una transfusión siempre tiene sus peligros asociados. "No está exenta de riesgos y creo que la inmunomodulación es un aspecto que es importante conocer", explicó.

La sesión clínica de Bárcena tuvo una recepción muy desigual entre el personal sanitario. Mientras que algunos médicos defendieron su interés, otros criticaron la elección del ponente por entender que en un hospital público no debe tener cabida una conferencia con un claro sesgo religioso y por dudar de la evidencia científica a la que iba a aludir. Algunos facultativos se mostraron especialmente molestos -y, en algunos casos lo hicieron notar a sus compañeros y a la gerencia a través de varios canales- por el hecho de que se insta a los residentes a acudir a todas las sesiones clínicas.

El Hula puso ya en marcha hace años una consulta de ahorro de sangre que, en aquel momento, se aplicaba específicamente a pacientes con cáncer digestivos a los que se trataba con hierro antes de la intervención y se recurría a recuperadores.

Otros hospitales gallegos pusieron en marcha iniciativas similares después de que un estudio la Sociedad Gallega de Hematología revelara que para las mismas operaciones se utilizaban de media cantidades de sangre muy diferentes.

"El ahorro de sangre se empezó por los Testigos pero es útil para...