viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

LA DISTRIBUCIÓN REITERA SU COMPROMISO DE COLABORACIÓN

El acuerdo lácteo no sirvió todavía para que los ganaderos cobren más

No se está reduciendo la producción, ni repuntando los precios como solía suceder en el sector con la llegada del otoño ► Siete de las ocho cadenas de supermercados que operan en Lugo ofertan sus marcas blancas justo por debajo de los 0,60 euros el litro

El 10 de septiembre unas 5.000 personas se manifestaban por las calles del centro de Lugo para exigir un precio justo para la leche. Pasados 50 días de aquella marcha modélica la situación sigue igual. El desánimo cunde entre los productores gallegos que ven como sus movilizaciones han servido de poco. Siguen cobrando lo mismo o incluso a algunos les han rebajado.

"No campo non se percibe unha subida. A día de hoxe o acordo non está servindo de nada", afirma Roberto López, el ganadero lucense que fue uno de los abanderados de aquellas movilizaciones. "Mantense unha diferenza brutal co resto do Estado", asegura el secretario general de Unións Agrarias, Roberto García.

Apenas va un mes desde la entrada en vigor del acuerdo suscrito en Madrid por Ministerio de Agricultura, industria, distribución y productores para intentar voltear la situación, con el fin de alcanzar un ‘precio sostenible’. Sin embargo, las expectativas en el sector lácteo no son precisamente esperanzadoras.

"Ya sabíamos que no iba a ser de traslado inmediato en el precio. Pero no debería tardar más. Al ganadero no le ha llegado. No queda mucho margen", dice el representante de Asaja en Lugo, Juan Pérez Orozco.

En otoño suele reducirse la producción, lo que lleva aparejado un repunte de los precios -al contrario que en primavera-. Pero ambos parámetros se están manteniendo. En los almacenes de las fábricas se amontona leche envasada. Dos industrias de capital francés que operan en Galicia ya les han comunicado a los ganaderos que les abastecen que seguirán cobrando el mismo importe hasta final de año y otra gallega lo prolonga a seis meses. Eso en el mejor de los casos porque las hay, según advirtió Roberto García, que han llegado a amenazar a productores con dejar de recogerles.

El precio medio que cobran los ganaderos gallegos es de 0,27 céntimos por litro, calidades aparte. Dista mucho de los 0,34 que reclaman para cubrir costes y que es lo que se embolsan sus homólogos andaluces.

Roberto López, que es uno de los portavoces de los productores que cercaron con sus tractores durante diez días la muralla -están elaborando los estatutos para constituir una asociación-, precisa que si "as principais industrias" no han movido ficha en Galicia, otras "cuatro" con mucha menos recogida, sí han comunicado subidas, aunque afecta a "poucos gandeiros".


La cesta de la compra. En las tiendas el competitivo importe de las marcas blancas no deja de atraer a los consumidores. Este producto sigue siendo utilizado como reclamo. Hay establecimientos que continúan poniendo carteles informativos que anuncian ‘super precios’, pese al compromiso de la distribución de hacerlo solo en casos puntuales.

Siete de las ocho cadenas de supermercados que operan en la capital lucense ofertan el litro de leche entera de sus marcas blancas a un precio que oscila entre 0,58 y 0,60 euros. La otra lo vende a 0,62. Los de las primeras marcas se mueven desde ese importe hasta 0,85.

Esos miles de ganaderos que se manifestaban hace 50 días por las calles de Lugo pedían a los consumidores que no comprasen leche que costase por debajo de 0,61 euros el litro, cantidad a la que además habría que sumar los céntimos que le aplicase la distribución como margen de beneficios, porque si no advertían de que "o están quitando da súa parte aos produtores galegos".

La hoja de ruta que se desprendía del acuerdo era que la distribución aumentaría el precio al consumidor, lo que al menos en Lugo ha sucedido. Esa subida repercutiría en la industria, lo que esta niega, que a su vez se traduciría en un incremento de los ingresos para los productores, a lo que estos dicen que son ajenos. Es la pescadilla que se muerde la cola.


Dos perspectivas. Quien ve la botella medio llena es el Gobierno central. El pasado lunes, en la reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo lácteo, el secretario general del Ministerio de Agricultura, Carlos Cabanas, aseguraba que en septiembre el litro de leche subió cinco céntimos con respecto a agosto.

El secretario general de Unións Agrarias, sindicato que está integrado en Upa que no firmó el acuerdo, considera que esa información oficial es "un esperpento difícil de creer, que non se corresponde coa realidade".

La próxima semana habrá una nueva reunión de la comisión de seguimiento. Desde la Administración se traslada que en breve se presentarán los nuevos contratos para industria y productores, que a su entender será un paso decisivo que contribuirá a aumentar los precios en origen.


El acuerdo lácteo no sirvió todavía para que los ganaderos cobren más
Comentarios