Lunes. 17.12.2018 |
El tiempo
Lunes. 17.12.2018
El tiempo

El edificio de Norvento en Lugo gana el premio de Arquitectura de la Xunta

Edificio de Norvento. AEP
Edificio de Norvento. AEP

La nueva sede de la compañía en el polígono de As Gándaras acaba de recibir el galardón a la sostenibilidad en la presente convocatoria

La nueva sede de la empresa lucense Norvento, situada en el polígono de As Gándaras, acaba de lograr un nuevo reconocimiento. En este caso se trata del galardón a la sostenibilidad dentro de los premios de Arquitectura de la Xunta, que se dieron a conocer este viernes.

La nave, es uno de los 20 edificios más sostenibles de todo el mundo y el primero de España, según dio a conocer el presidente y fundador de la compañía de energías renovables, Pablo Fernández Castro, durante la inauguración del inmueble, en marzo de este mismo año.

El edificio es un proyecto de los arquitectos Francisco Mangado y la Xunta indica en la resolución de sus premios que se ha valorado de las nuevas instalaciones de Norvento en As Gándaras el hecho de que se trata de un edificio autónomo energéticamente y que no está conectado a ningún tipo de red, ni a la eléctrica ni a la de gas.

Las nuevas instalaciones de Norvento ya han sido candidatas a galardones tan prestigiosos como los premios FAD y los Lledó

Así, el 60% de la energía con la que se abastece es solar, gracias a las placas de la cubierta del aparcamiento, en donde también hay puntos de recarga para coches eléctricos. Otro 35% del suministro procede de la energía eólica captada a partir de un aerogenerador, mientras que el 5% de la energía restante se obtiene a partir de aceite vegetal reciclado que procede de la cantina de la empresa y de los hogares de los empleados de la compañía.

El edificio, que destaca por su fachada de madera -es eucalipto globulus de plantaciones gallegas- tiene ventilación natural, aprovecha la luz del sol, el agua de la lluvia y recicla las aguas grises. Todo, con el objetivo de evitar la emisión a la atmósfera de más de 160 toneladas anuales de gases de efecto invernadero.

Asimismo, la sede de Norvento en Lugo cuenta con el certificado Breeam -el reconocimiento líder a nivel mundial- en su máxima categoría, después de haber conseguido la puntuación más alta.

Las características del centro de innovación Norvento Enerxía (CIne), que así se llama el edificio, han llamado la atención tanto en el campo de las renovables como en el de la arquitectura y el diseño. Hace solo unos meses, la nave de As Gándaras era candidata a los premios FAD (Fomento de las Artes Decorativas), los más prestigiosos de cuantos se conceden en España en este ámbito y que tienen sesenta años de trayectoria.

Igualmente, el CIne de Norvento, ha sido candidato a los premios Lledó, que reconocen las mejores iniciativas arquitectónicas de la península Ibérica, Canarias y Baleares, en los que las obras realizadas en Galicia o por arquitectos gallegos tienen cada vez más presencia.

En esta ocasión, la sede de Norvento comparte los honores en la segunda edición de los Premios de Arquitectura e Rehabilitación de Galicia, convocados por la Xunta, con el campus de Ourense, la Edar de Vigo, las instalaciones de Finsa en Santiago, una vivienda unifamiliar en Cee, un apartamento en Noia y una antigua curtiduría en Santiago, también ganadores en las diferentes categorías.

Los tres proyectos que han recibido conjuntamente el galardón en la categoría de arquitectura son el edificio del Campus da Auga de Ourense, obra de Alfredo Freixedo Alemparte y Pedro Diéguez Iglesias, destinado a laboratorios; la estación depuradora de aguas residuales (Edar) de Vigo, firmado por Perfecto Cendón y Javier Vázquez, y la reforma integral de dos edificios de oficinas de Finsa en Santiago que acometieron Miguel Alonso Flamarique, Roberto Erviti Machain, Mamen Escorihuela Vitales y Antón Varela García.

En esta categoría de Arquitectura han recibido menciones una casa unifamiliar en Cee acometida por Juan José Creus Andrade y Covadonga Carrasco López y un apartamento en la Rúa Xuíz Falcone de Noia, que tiene el sello de Alfonso Salgado Suárez y Francisco Xabier Liñares Túñez.

Por lo que respecta a la categoría de rehabilitación, la distinción es para la recuperación de una antigua fábrica de Curtidos en A Pontepedriña, Santiago, que ahora alberga el centro de formación de la Fundación Laboral de la Construcción. Es obra de Víctor López Cotelo y Ángel Panero Pardo.

Finalmente, la Xunta reserva un premio especial a la trayectoria profesional para Javier Suances.

El edificio de Norvento en Lugo gana el premio de Arquitectura de...
Comentarios