jueves. 15.04.2021 |
El tiempo
jueves. 15.04.2021
El tiempo

El edificio Impulso Verde de Infanta Elena, pionero en sostenibilidad

El edificio Impulso Verde. VICTORIA RODRÍGUEZ
El edificio Impulso Verde. VICTORIA RODRÍGUEZ
Será el primero de España con certificación FSC 

El primer edificio público de madera gallega, que se está levantando en la Avenida Infanta Elena, es como un lego. Se monta pieza a pieza. Cada una se corta a medida en una fábrica del País Vasco para que solo sea preciso encajarlas cuando llegan a la capital lucense.

"Es una obra muy limpia. Apenas hay residuos. Produce diez veces menos que una convencional", aseguraba ayer el director de obra, Benigno Jáuregui.

Los curiosos que se acerquen a esta parcela municipal, que se encuentra frente a la rotonda del centro comercial As Termas, ya se pueden hacer hoy en día una idea de cómo será este edificio de uso administrativo bautizado con el nombre de Impulso Verde, que supone una inversión de más de un millón de euros.

Alcanza una altura de 17 metros. Su superficie construida es de 677 metros cuadrados -620 útiles-, que se distribuyen en una planta baja y tres altas. En su construcción se emplean más de 400 metros cúbicos de madera de pino radiata, producidos íntegramente en A Mariña. La cubierta se completará con una malla gridshell de eucalipto.

La pieza más larga del inmueble, que es una viga entre plantas, tiene unos 17 metros de longitud y pesa unos 2.500 kilos

Este inmueble pionero, con balance energético cero y una certificación medioambiental verde, tiene dos accesos: la puerta norte, orientada hacia el polígono industrial de O Ceao, y la sur, presidida por una llamativa celosía con listones de unos 15 metros de longitud. Dos menos de los que tiene la pieza más larga del edificio, una viga entre la primera y la segunda planta, que pesa unos 2.500 kilos.

A finales de este mes ya estará completada la estructura. El inmueble estará listo antes de que concluya el año para que entre en funcionamiento en 2022.

Su construcción se está realizando en tiempo récord, en menos de dos meses. En su montaje solo trabajan tres operarios y un gruista. No se precisa más personal.

Para conseguir esa plusmarca, según destacan los técnicos, fue necesario "un largo proceso previo de diseño" para que resulte un producto prefabricado que requiera los menos ajustes posibles en obra, al contrario de lo que sucede con un edificio convencional de hormigón y acero.

La alcaldesa Lara Méndez asegura que es el primer edificio en España con certificación FSC de sostenibilidad

La piel exterior del inmueble se revestirá de pizarra, procedente de la comarca ourensana de Valdeorras. "Recurrir a materiais da zona abarata os costes económicos en transporte e reforza a pegada ecolóxica", comentaban ayer los técnicos.

En el interior se acondicionará un jardín vertical que ocupará uno de los laterales de las tres plantas altas. Dispondrá de un sistema de riego que se abastecerá con agua de lluvia.

REFERENTE. La alcaldesa Lara Méndez, que visitaba este viernes la obra junto al edil de urbanismo, Miguel Couto, aseguraba que "Europa nos está poniendo de referente" con este proyecto, que dijo que es "un hito para Lugo, Galicia y España". Añadió que es "el primer edificio a nivel nacional con la certificación FSC y uno de los cinco primeros de Europa". Este distintivo acredita, según explicó, que "toda la trazabilidad de la madera sigue unos parámetros de sostenibilidad ambiental y social".

El edificio Impulso Verde de Infanta Elena, pionero en sostenibilidad
Comentarios