sábado. 06.03.2021 |
El tiempo
sábado. 06.03.2021
El tiempo

El dulce sabor del éxito del vermú de El Riba

Emiliano Martínez posa con el vermú de El Riba. SEBAS SENANDE
Emiliano Martínez posa con el vermú de El Riba. SEBAS SENANDE
La receta de este bar revolucionó el aperitivo y, tras conquistar el mercado lucense, ya se comercializa por internet

Lo que comenzó como un error a la hora de mezclar las cantidades de una antigua receta se ha convertido en un fenómeno de masas en la hostelería lucense.

Emilio Martínez ha revolucionado los gustos a la hora de tomar el aperitivo con su vermú El Riba, una marca homónima de su bar ubicado en la bulliciosa Praza do Campo. Su éxito fue tan rotundo que este hostelero cántabro, afincado desde hace una década en Lugo, no tuvo más remedio que comercializar su receta secreta a través de internet, después de poco más de un año del comienzo de la producción, de forma casi artesanal, de su creación.

Todo comenzó en Solares, localidad natal de Emilio Martínez, en el bar Las Cuevas, donde trabajó durante unos años bajo la supervisión del gerente del local, Francisco Gamboa, cuya amistad se forjó tras la barra del establecimiento.

En una conversación surgió la receta original de un vermú que elaboraban artesanalmente en el establecimiento. Gamboa compartió la receta con Martínez y un tiempo después este quiso imitarla. "Hice la receta a mi manera, creo que no acerté ni una sola vez con las cantidades de los ingredientes que componen el vermú original, pero bendita confusión", agrega el propio empresario.

Dos años más tarde, cuando ya se había instalado en la ciudad de la muralla junto a su mujer lucense, recibió la visita de su antiguo jefe que al probar la receta comprobó que no se parecía en nada a la que le había facilitado en el pasado. "Lo probó y era un sabor completamente diferente al vermú que él preparaba, pero cuando le comenté el éxito que tenía, solo me dijo que no se me ocurriera cambiarla", rememora.

El éxito de este vermú artesano recorre el paladar nada más atravesar los labios. "Es un vermú oscuro pero dulce. Este es el signo que nos diferencia del resto. La gente está acostumbrada a un vermú negro, se espera que sea más agrio, más fuerte, por eso sorprende y gusta tanto", advierte Emilio Martínez, custodio de una receta de la que solo el mismo conoce las cantidades concretas para su elaboración.

La repercusión fue inmediata gracias al boca a boca. Los asiduos consumían el vermú de El Riba no solo al mediodía, sino a cualquier hora, hasta el cierre. "Con el tiempo algunos clientes me pedían si les podía preparar cierta cantidad de nuestro vermú para llevarselo en verano a la playa o de vacaciones", comenta, de esta forma el empresario se volcó en la distribución a mayor escala de su creación alcohólica.

"Embotellaba en el propio local de una forma casi de andar por casa, pero me puse en contacto con varias firmas embotelladoras para conocer los certificados y exigencias para comenzar la producción de una manera más industrial", agrega.

EMPRESA EL RIBA SL. De esta forma, Emilio registró la empresa Vermuth El Riba SL para aventurarse en una nueva faceta: la distribución local de su producto. "Hace un año y medio hice un pedido de 5.000 litros, que era la cantidad mínima que me exigía la embotelladora y comenzamos a venderlo", explica. Desde ese momento, la red de distribución creció de manera exponencial hasta convertirse en un referente.

"Me comentaron que en Lugo iba a ser el sitio donde nos resultaría más difícil venderlo, pero no fue así. Comenzamos en tiendas de barrio y hasta en carnicerías, y dado el éxito, los bares de la Praza do Campo nos preguntaron por el, y de esta forma, también comenzaron a venderlo ellos", matiza.

Visto el resultado, el siguiente paso estaba claro en la mente de su impulsor: la venta a mayor escala a través de internet. "Creamos la página web para comercializarlo y los pedidos llegaron rápidamente", reconoce.

Durante el Black Friday de 2020, en pleno cierre total de la hostelería, lanzaron una oferta donde ofrecían una caja de 6 botellas de vermú El Riba por 60 euros y los gastos de envío gratis. "En 15 días vendimos casi toda la producción inicial", por ello, Emilio Martínez acaba de cerrar el pedido para embotellar otros 5.000 litros.

Presentación en Madrid
La fama del vermú de El Riba superó todas las expectativas iniciales. El pasado año, Emilio Martínez presentó con éxito su bebida en varios locales de la capital de España. "Nuestro vermú es dulce, y a esta característica hay que añadirle nuestra preparación", dice. En el local agregan el zumo de naranjas con baja acidez para potenciar su entrada en boca. Además, es una bebida que marida a la perfección con otra de las especialidades del establecimiento lucense: la anchoas de Santoña. "El sabor dulce del vermú combina perfectamente con el sabor salado de este producto tan típico de mi tierra". Esta combinación también acepta otras variantes con "chistorra o morcilla de Burgos", añade.

TURISTAS. El vermú de El Riba no solo conquistó el paladar de los lucenses, sino que también ha sido el objeto de deseo de los turistas, que marcan, entre la visita a la muralla y a la catedral, un garbeo en busca de otro monumento custodiado por San Vicente.

El dulce sabor del éxito del vermú de El Riba
Comentarios