Domingo. 26.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 26.05.2019
El tiempo

Donde nace el Rato y más

El humedal de As Gándaras. J. VÁZQUEZ
El humedal de As Gándaras. J. VÁZQUEZ

El humedal de As Gándaras fue lugar de pesca y pastoreo y se redujo con los polígonos, pero conserva 36 especies de animales y 120 de flora

El Concello de Lugo aspira a que el humedal de As Gándaras sea declarado Espacio Natural de Interés Local (Enil) por la Xunta, un título que aumentaría el grado de protección y justificaría el destino de más recursos a un espacio que, a pesar de estar entre dos polígonos industriales y de haber sufrido la presión de estos y de otras acciones humanas, todavía conserva un gran valor. Alberga tres hábitats de interés prioritario (bosques aluviales de alisos y fresnos, robledales galaico-portugueses y prados de siega de baja altitud), está dentro de la Reserva da Biosfera Terras do Miño y se detectó la presencia de 36 especies de animales (28 protegidas) y de 120 de flora de 40 familias.

En el humedal de As Gándaras están algunas de las fuentes —hay más— del Rato, lo que permite que una gran parte de la superficie esté permanentemente inundada, con más o menos agua, en función de la época.

En el pasado, los vecinos hacían distintos aprovechamientos de este enclave, como la pesca de anguilas y otros peces, la corta de leña para el fuego, el pastoreo, la caza y la recolección de frutos silvestres, todo ello con mucho cuidado porque había partas arenosas, según recuerdan los vecinos. De hecho, en algunos momentos entre 1982 y 2006, cuando la superficie estuvo preservada de cualquier actividad que pudiera afectar a la instalación militar que había en la zona (el Polvorín de As Gándaras de Piñeiro), llegó a haber una pequeña industria arenera. Con el tiempo, los huecos se fueron colmatando de forma natural, en parte debido al polvo que se desprendía al lavar la arena.

En alguna época se extrajo arena de esta zona húmeda y con el tiempo los huecos se fueron colmatando de forma natural

Los militares dedicaron parte de la zona a uso agrícola (cultivo de cereal) y ganadero (rebaños de cabras) para su abastecimiento. Y al estar prohibida la caza, llegó a haber una gran población de conejos, recuerdan los vecinos.

La protección de la zona fue suprimida en 2006 y a partir de entonces comenzó una transformación acelerada del paisaje debido fundamentalmente al desarrollo de los polígonos de O Ceao y de As Gándaras, que arrebataron superficie al humedal y al bosque de ribera hasta dejarlo en un pequeño espacio que, por su reducida anchura, tiene un alto grado de fragilidad, explica el catedrático Antonio Rigueiro, que coordinó el trabajo realizado para solicitar la declaración como Enil.

DETERIORO. El abandono que sufrió este humedal en los últimos años favoreció, por ejemplo, la presencia de especies invasoras, que fueron retiradas por el Concello y por voluntarios, al igual que varios vertederos incontrolados.

Sin embargo, muestra de la gran riqueza que aún alberga esta zona es que en ella habitan, o la usan, muchos animales comunes (salamandras, palomas, gorriones, estorninos, zorros, corzos, ratas, murciélagos, musarañas, lagartijas...), pero también muchas especies con distintos grados de protección, como varios tipos de anfibios, aves (milano negro, halcón peregrino, petirrojo, acentor...) y reptiles, como la culebra lisa europea o el lagarto verdinegro. Excrementos, nidos, daños en especies (como las que hacen los corzos con sus cuernos en los árboles jóvenes) y madrigueras son rastros de esa presencia.

Toda esta fauna habita entre una vegetación que no desmerece. La cubierta arbórea está dominada por especies habituales de zonas húmedas (sauces, abedules, alisos...), pero hay mucha variedad y el sotobosque y el estrato herbáceo también son muy diversos, con acebo, helechos, enredaderas, brezo y juncales, por ejemplo. El humedal tiene, además, otras funciones, como la de captar emisiones contaminantes en una zona que está rodeada de empresas y de vías de comunicación.

Ranita de San Antonio
Ranita de San Antonio. AEP
Suele asociarse a hábitats húmedos con abundante vegetación herbácea o matorral, como el humedal de As Gándaras. Es una especie de interés comunitario con protección estricta II.

 

Milano negro
Milano negro. AEPVive en lugares próximos a embalses, lagos o ríos y es una de las aves que se puede ver por As Gándaras. Está considerado Especie Silvestre en Régimen de Protección Especial.

 

Murciélago hortelano
Murciélago hortelano. AEP
Vive en rocas y huecos de árboles y tiene protección especial, como el rabudo, que también está presente en este humedal, al igual que el murciélago enano y el de Cabrera.

 

Culebra lisa europea
Culebra lisa europea
Es frecuente en claros de bosques de hoja caduca y en zonas de montaña húmedas con abundante vegetación arbustiva. Tiene interés comunitario.

 

Aliso, sauce y abedul
Aliso, sauce y abedul. AEP
Los árboles más abundantes en el nacimiento del Rato son los propios de zonas húmedas, como alisos, sauces y abedules, que se mezclan con arbustos y hierbas.

 

Manzano bravo
Un manzanoLa cubierta arbórea está salpicada de pies aislados de avellano, cerezo, saúco, fresno y manzano bravo, un árbol a veces espinoso, con tronco de corteza agrietada.

 

Tres tipos de brezo
Brezo
En el sotobosque crecen especies de porte arbustivo. Hay, por ejemplo, tres tipos de brezo (vizcaíno, brecina y de trubera), tojos, escoba negra, escobón morisco y carqueixa.

 

Corre que te pillo
Corre que te pillo
Se encontraron y se retiraron varias especies invasoras, como el arbusto corre que te pillo o viña del Tíbet, el arbusto de las mariposas, la falsa acacia, el sauce y el pino, entre otras. 

Donde nace el Rato y más
Comentarios