martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Cuatro lucenses denuncian a dos residencias de Salamanca por retener sus enseres

Fachada de la Residencia Helmántica. GOOGLE MAPS
Fachada de la Residencia Helmántica. GOOGLE MAPS
El objetivo es que se renuncien a la fianza, explican sus familiares: "¿Dónde hemos metido a nuestro hijo?"

Más de 80 padres y estudiantes de toda de España —entre ellos cuatro lucenses— han iniciado la primera demanda colectiva a dos residencia de estudiantes con motivo del Covid-19. La denuncia va dirigida a Rafael de la Torre, propietario de las residencias en Salamanca Helmántica I y II, y busca recuperar el dinero de la fianza y el pago de junio, que los estudiantes abonaron por adelantado y no se les devuelve.

El dueño de los centros tampoco les permite recoger sus pertenencias si no firman un documento en donde se recoge que renuncian al reintegro de las cuantías que habían abonado.

Los acontecimientos, como narra la lucense y madre de una de las afectadas, Pilar García, empezaron cuando los jóvenes abandonaron la residencia a mediados de marzo con motivo de la emergencia sanitaria, dejando todas sus pertenencias en el edificio. Cuando se disponían a volver para recogerlas este mes se encontraron con que se les exigía "firmar un papel que supone, según el abogado, renunciar a la demanda para que nos devuelva el dinero. En torno a 1.500 euros por chico", relata la madre.

Los padres se negaron a firmar el contrato y llamaron a la Policía. "Estamos denunciando por apropiación indebida, ya que no nos deja acceder a nuestros objetos personales. Además los jóvenes que proceden de todas partes de España se han desplazado desde sus respectivas comunidades y han regresado con las manos vacías", lamenta Pilar.

Ahora mismo la situación que viven es de preocupación, ya que, como relata esta madre, "no hay constancia de lo que había o dejaba de haber en las habitaciones. Esperamos que no cojan pertenencias, pero no tenemos certeza".

Según su hija, Carmen Vidal, y usuaria de una de las residencias, "no tiene sentido que la excusa sea que no dejan entrar al recinto por medidas sanitarias, ya que otra chica que sí firmó ese documento de renuncia pudo acceder".

Madre e hija también comentan que el director de estos centros es conocido por haber sido denunciado por el restaurador Chicote tras dar comida en mal estado a ancianos en la residencia Babilofuente. Pilar explica que la sensación generalizada entre los padres es un pensamiento de sorpresa: "¿Madre mía, dónde hemos metido a nuestros hijos?", resume.

Cuatro lucenses denuncian a dos residencias de Salamanca por...