jueves. 28.10.2021 |
El tiempo
jueves. 28.10.2021
El tiempo

Los distribuidores de hostelería piden ayudas al cerrar la mayoría de clientes

Imagend de archivo de camiones y furgones de reparto en Lugo. AEP
Imagend de archivo de camiones y furgones de reparto en Lugo. AEP
Más de 30 empresas de Lugo firman un comunicado en el que dan cuenta de la pérdida de casi toda su actividad y el difícil futuro que afrontan incluso cuando finalice el estado de alarma

Más de una treintena de empresas de la provincia de Lugo dedicadas a la distribución de bebidas suscriben un comunicado conjunto en el que dan cuenta de su “preocupación por el devenir de los acontecimientos económicos” derivados de la crisis sanitaria, que hace que teman por el futuro de sus negocios, ya que la inmensa mayoría de sus clientes están cerrados.

“Después de muchos años dando servicio en una de las provincias españolas con mayor extensión, menor población y más envejecida, nos sentimos olvidados por las instituciones”, explican, tratando de dar visibilidad a una difícil situación que afecta directamente “a más de 500 familias”. Se enmarcan en el sector de la distribución de la alimentación, pero no trabajan con las grandes superficies, sino que sus clientes son bares y restaurantes, locales de ocio nocturno y algunas pequeñas tiendas, que son las únicas que están operativas.

“O 98% dos nosos clientes están cerrados”, certifica Marcelino Fernández desde la Vivariense, una de las empresas firmantes, con un porcentaje que también ofrece Genaro Trigo, de Exclusivas Revoltosa de Lugo, precisando que, aunque para el Ministerio de Hacienda figuren en el apartado de alimentación y hostelería, es en este último sector donde se centra su actividad.

“La situación es crítica para la hostelería, lo que paralelamente nos conduce a compartir con ellos un destino incierto”, lamentan las empresas de distribución, recordando que el sector representa “más de 6% del PIB” del país. Hoy están cerrados y, aunque puedan abrir una vez superado el estado de alarma, todo parece indicar que lo harán con muchas limitaciones y con aforos muy por debajo de su capacidad.

“Nuestras estructuras no solo suministran las bebidas a los cientos de establecimientos del sector, sino que somos prácticamente su única vía de financiación”

“Aunque puedan abrir en junio, trabajarán a un 10 ou 15% y eso será una ruina para todos”, sentencia Genaro Trigo, que incide también en las condiciones de los Erte. Las distribuidoras detallan que no todos han podido aplicarlos y quienes lo han logrado están ahora preocupados por “cómo mantener unas plantillas diseñadas para el mercado estival”. Porque si las condiciones no cambian, al finalizar el estado de alarma deberán reincorporar a todo el personal, pese a que su volumen de trabajo y sus ingresos se reducirán significativamente. “La facturación bajará el 80% y, si non nos dan otras alternativas, no se podrán soportar las plantillas”, lamenta

Trigo, que tiene 17 empleados. Ahora, además de él, solo dos están trabajando a media jornada. Una visión similar ofrece Marcelino Fernández, que de 31 empleados se ha quedado con ocho, en labores administración o en sus dos pequeñas tiendas. “Non sabemos o persoal que imos necesitar, nin cando se vai abrir ou en que condicións”, dice, dando por perdida una campaña que ya habría vivido uno de sus momentos álgidos en Semana Santa.

FACTURAS. “Nuestras estructuras no solo suministran las bebidas a los cientos de establecimientos del sector, sino que somos prácticamente su única vía de financiación”, detallan las distribuidoras, que recuerdan que tienen facturas sin cobrar que no saben cuándo podrán asumirlas sus clientes o si podrán hacerlo, mientras ellas también tienen deudas con sus proveedores y siguen haciendo frente a numerosos gastos fijos.

Así, recuerdan la necesidad de disponer de naves, alquiladas o en propiedad, para almacenar la mercancía o una significativa flota de vehículos para hacer el reparto y a disposición de los comerciales. A ello se suma el pago de seguros, tasas, impuestos, etc.

La misiva de las más de 30 firmas de distribución de bebidas de Lugo, que non cuentan con ninguna entidad que las represente pero se han unido por una causa común, también ha sido remitida a distintas administraciones. Su objetivo no es otro que, cuando se empiecen a definir soluciones tras la crisis sanitaria, también se contemple “alguna ayuda específica, o si no, que se nos considere parte del sector de hostelería y turismo”, dicen

Los distribuidores de hostelería piden ayudas al cerrar la mayoría...
Comentarios