viernes. 18.10.2019 |
El tiempo
viernes. 18.10.2019
El tiempo

Un dispositivo de la Policía Local identifica a cinco gorrillas en el entorno del Hula

Una patrulla de la Policía Local, controlando en el Hula la actividad de los gorrillas. J. VÁZQUEZ
Una patrulla de la Policía Local, controlando en el Hula la actividad de los gorrillas. J. VÁZQUEZ

Los agentes utilizaron vehículos camuflados y rotulados para localizar a los aparcacoches ilegales

Un dispositivo antigorrillas desplegado a primera hora de la mañana de este martes por la Policía Local de Lugo en la calles del entorno del Hula detectó a cinco aparcacoches ilegales que ocupaban la calzada e indicaban a los conductores zonas de estacionamiento.

El operativo, en el que participaron agentes de la policía de barrio del cuerpo lucense, se inició sobre las ocho de la mañana y para ello se utilizaron tanto vehículos camuflados como rotulados con el objetivo de sorprender in fraganti a los gorrillas, una estrategia que ya fue usada anteriormente por los agentes locales.

Finalmente, la operación policial se saldó con cinco personas identificadas, que fueron denunciadas por los agentes por infracciones del Reglamento General de Circulación.

Asimismo, los policías les extendieron actas de requerimiento para que cesaran en su actividad "al poner en peligro su propia integridad y la seguridad vial", informándoles de que en caso de persistir en su conducta "se pondrán estos hechos en conocimiento de la autoridad competente".

La actuación de la Policía Local evitó que, como ocurre durante las mañanas entre semana, actuasen los aparcacoches ilegales en el entorno del hospital, sobre todo en la calle ubicada junto a la entrada principal del centro, así como también en la finca municipal donde se creó el leirapárking.

Esta parcela, a pesar de que tiene numerosos baches causados por las lluvias, suele sin embargo tener un alto nivel de ocupación y por eso es un lugar muy apetecible para los aparcacoches ilegales, puesto que hay más rotación de vehículos que en la calle principal del Hula.

SIN UNA ORDENANZA. Sin embargo, la Policía Local no tiene mecanismos para actuar contra los gorrillas en esta zona, debido a que no hay una ordenanza específica para luchar contra estas prácticas. Sí lo puede hacer sin embargo cuando, como ocurrió este martes, los aparcacoches invaden la calzada para instar a los conductores que pasan a que maniobren para entrar en las plazas libres. Una vez lo hacen, les piden que les den algo de dinero, aunque no siempre se muestran satisfechos con las cantidades que se les entregan.

Por ello, no es la primera vez que algún conductor que se negó a pasar por la caja de los gorrillas vio como sus vehículos sufrían después daños como la rotura de ventanillas.

Mientras, algunos aparcacoches llegaron a asegurar a este periódico que no tienen ninguna intención de abandonar su actividad de forma voluntaria, ya que actualmente les reporta pingües beneficios económicos.

Hace solo unos meses, estos aparcacoches reconocían que ganaban unos 40 euros diarios cada uno actuando en el Hula.

El gobierno local había presentado en el anterior mandato un borrador de ordenanza municipal de civismo que incluía un artículo destinado a evitar la actuación de los gorrillas. Así, se contemplaba como infracción grave la actuación de los gorrillas, así como de aquellas personas que colaboren con ellos alertando de la llegada de la Policía.

Las infracciones cometidas por los aparcacoches ilegales podrían acarrear sanciones económicas de hasta 3.000 euros.

Sin embargo, la polémica suscitada por otros artículos de esta ordenanza, que llegó a ser tildada de "mordaza", llevó a la alcaldesa Lara Méndez a optar por retirarla, por lo que los policías siguen sin tener un instrumento legal para actuar contra los gorrillas.

Un dispositivo de la Policía Local identifica a cinco gorrillas en...
Comentarios