jueves. 09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo

Diez concellos de Lugo invierten la tendencia y suben su censo

Burela, uno de los municipios en crecimiento. J.Mª ÁLVEZ
Burela, uno de los municipios en crecimiento. J.Mª ÁLVEZ
Se trata de los municipios de Burela, Castro, O Courel, Lugo, Meira, Muras, Outeiro, Pantón, Riotorto y Sober

EN UNA TENDENCIA generalizada a nivel provincial y gallego de sangría demográfica, diez de los 67 ayuntamientos que configuran el mapa de la provincia vieron aumentar su número de habitantes con relación al censo del 2018, según los datos extraídos del Instituto Nacional de Estadística.

Burela, Castro de Rei, Folgoso do Courel, Lugo, Meira, Muras, Outeiro de Rei, Pantón, Riotorto y Sober ganaron vecinos en el 2018 —los últimos datos del Ine son del 1 de enero de 2019—. Si la comparación se establece con respecto a hace diez años, son solamente cinco los que aumentaron su población: Burela, Foz, Lugo, Negueira de Muñiz y Outeiro de Rei.

El de Outeiro de Rei es, entre ellos, el más significativo, con un crecimiento prácticamente continuo en los últimos años, que le llevó de 4.852 habitantes en 2009 a los 5.151 del último censo. "Temos un microclima", bromea el alcalde del municipio, José Pardo Lombao. Pero no. En realidad, para él el dato es más meritorio si se tiene en cuenta que Outeiro es un municipio "normal e corrente, que non ten eólicos nin grandes empresas no territorio", añade. La cercanía con respecto a Lugo o la situación de su parque industrial en las inmediaciones de la A- 6 podrían explicar, en parte, esta tendencia. Pero para analizar las claves de este crecimiento Lombao alude a los logros de la política municipal.

"O Concello de Outeiro de Rei fixo unha aposta importante pola conciliación familiar, coa escola infantil e programas específicos"

"O primeiro son os servizos. O básico, cando está, non se ve, pero cando falta faise imprescindible: vías, alumeado, recollida de lixo e auga para calquera casa do municipio", fueron para él los pilares fundamentales. Sin embargo, el factor más destacado para Pardo reside en la "aposta pola conciliación familiar", tanto con la escuela infantil municipal como a través de los programas específicos. Significativo del crecimiento poblacional en el ayuntamiento fueron las tres reformas que el Ceip municipal vivió en los últimos diez años, que duplicaron su número de aulas —de nueve a 18— para doblar todos los cursos de infantil y de primaria.

CONCELLO JOVEN. Otro de los concellos con mejor tendencia es Burela. No solo ganó 22 habitantes más con respecto al censo del 2018, sino que sumó 207 en los últimos diez años hasta llegar a los 9.588. A su alcalde, Alfredo Llano, le parece significativa una pintada en uno de los muros de la capitalidad municipal: Pobo con xuventude, pobo con futuro, pues afirma que Burela es uno de los ayuntamientos con mejor aspecto en su pirámide poblacional. Según los datos municipales, la media de edad es de unos 42 años, y son más los habitantes menores de 20 años que los mayores de 65, lo que también supone una excepción en la provincia.

Burela es joven, pero también multicultural, con vecinos de 42 nacionalidades distintas, también según datos facilitados por el Ayuntamiento. "É un sitio atractivo para vivir", comenta Llano, y fundamenta ese atractivo en varios factores. El municipio es el centro geográfico de A Mariña, lo que lo convierte en un lugar de residencia para vecinos que trabajan en otros puntos de la comarca, "como é o caso de moitos dos tralladores de Alúmina, en Xove", indica Llano. Por otro lado, el Hospital da Costa da trabajo a casi 700 personas y el puerto pesquero es el más importante del Cantábrico.

"En Burela tratamos de dinamizar a vida municipal a nivel social, económico, cultural e deportivo"

En lo que concierne a las políticas municipales, Llano indica que no solo intentaron ofrecer servicios de calidad y favorecer la conciliación, sino dinamizar la vida municipal a nivel social, económico, cultural y deportivo, "do que tamén é significativo ter dous equipos de fútbol sala en primeira división", comenta el regidor.

Castro de Rei perdió cerca de 600 habitantes con respecto al año 2009, pero sin embargo ganó 41 en el último censo, que le sitúa en 5.052. Su alcalde, Francisco Balado, justifica este último crecimiento en la nueva actividad empresarial asentada en el polígono industrial, así como en la potencia láctea del ayuntamiento.

"Recuperamos o 100% do funcionamento do polígono", indica. A la reapertura del matadero ganadero en 2018 se sumó en 2019 la instalación de la planta de envasado de fresa, que arrastró a muchas personas a trabajar en los invernaderos del municipio, por lo que indica que los próximos resultados confirmarán el crecimiento.

La comarca de A Ribeira Sacra también perdió en un año 534 vecinos. Sin embargo, Sober, Pantón y Folgoso do Courel resistieron, ganando incluso 20 entre los tres municipios. Según indicó para este medio tras conocer los resultados la alcaldesa de Folgoso, Lola Castro, los seis nuevos empadronamientos se deben, por un lado, al retorno de emigrantes jubilados, y por otro a la apuesta de varios jóvenes por desarrollar su proyecto vital en el municipio. Así lo indicaron también los regidores de Sober y Pantón.

Lugo capital, objetivo 100.000 habitantes
El concello de Lugo albergaba a 1 de enero de 2019, un total de 98.276 habitantes, 251 más que el año anterior, según la estadística del Ine. Según los datos del padrón municipal, esa cifra sería, a 29 de diciembre de 2019, la de 99.239 habitantes. Sin embargo, según ciertos cálculos del uso de los servicios municipales, el municipio ya podría haber superado los 100.000, un umbral que, sobrepasado, aportaría al concello más dinero del Estado. Trabajadores temporales o estudiantes universitarios conformarían esta población en la sombra.

Estancamiento. Lugo es, según las estadísticas del Ine, la ciudad gallega que más crecimiento ha experimentado desde los años 80, cercano al 26%. Sin embargo, lleva años oscilando en torno al umbral de los 100.000. La frenada del éxodo rural, la emigración y el saldo vegetativo negativo que mantiene la ciudad explican lo que parece un estancamiento en los últimos tiempos.

Diez concellos de Lugo invierten la tendencia y suben su censo
Comentarios