miércoles. 08.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.04.2020
El tiempo

Gayoso Electrodomésticos dice adiós tras 74 años de historia comercial

Jesús Celso Gayoso. SEBAS SENANDE
Jesús Celso Gayoso. SEBAS SENANDE
Su propietario cerrará por jubilación esta primavera la céntrica tienda de la Rúa Nova, que está especializada en máquinas de coser

Cuando está a punto de cumplir sus bodas de brillantes, el histórico comercio de la capital lucense Gayoso Electrodomésticos, fundado en 1946, cerrará la próxima primavera sus puertas en la céntrica Rúa Nova. Su propietario, Jesús Celso Gayoso, se jubila, tras décadas al frente de este negocio que puso a andar su padre.

No cabe relevo generacional debido a que las obligaciones laborales mantienen a sus hijos lejos de Lugo, en Santiago de Compostela y en Alemania.

Gayoso Electrodomésticos solo lleva seis de sus 74 años de vida en la Rúa Nova. Antes, durante casi siete décadas, estuvo asentado en un local en la calle Teniente Coronel Teijeiro —actualmente Lois Peña Novo—, cerca de la Subdelegación del Gobierno de Lugo. Siempre dentro de murallas.

Lo fundó Indalecio Gayoso. Arrancó como una tienda que se dedicaba solo a máquinas de coser, entonces funcionaban a pedal. Las comercializaba y también las reparaba en su taller. Vendía las de las marcas "más conocidas", Singer, Alfa o Wertheim, como recuerda el hijo del fundador. Casi tres cuartos de siglo después, cuando está a punto de bajar definitivamente la verja, sigue especializado en estos aparatos, que son eléctricos.

El negocio lleva seis años en la rúa Nova; antes, durante casi siete décadas, estuvo al lado de la Subdelegación del Gobierno de Lugo

En la tienda de la Rúa Nova vende desde frigoríficos, lavadoras o lavavajillas hasta pequeños electrodomésticos, como planchas o aspiradores. Ya hace tiempo que se ha ido desentendiendo de los televisores porque, según explica, "la gente los suele comprar a través de internet".

NUEVA ACTIVIDAD. A finales de los años 50 del siglo pasado Gayoso añadía los electrodomésticos a su actividad en la tienda de la antigua calle Teniente Coronel Teijeiro. Según recuerda Jesús Celso, además de venderlos los reparaba, porque "aún no había servicios técnicos oficiales en Lugo". Incluso instalaba en los edificios antenas de televisión cuando "aparecieron los primeros aparatos".

Este empresario lucense asegura que hoy en día ya quedan pocos servicios técnicos oficiales en la capital lucense porque "las marcas prefieren enviarlos a fábrica cuando aún están en garantía".

En sus años dorados Gayoso Electrodomésticos llegó a contar con 17 empleados. Hoy en día ya solo queda su propietario. Hasta hace poco más de un año le echaba una mano su esposa, María del Carmen Tomé.

Gayoso Electrodomésticos dice adiós tras 74 años de historia comercial
Comentarios