Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Detenido por violar una orden de alejamiento que le prohibía acercarse al Hula

Un gorrilla señala un aparcamiento en el Hula. J.VÁZQUEZ
Un gorrilla señala un aparcamiento en el Hula. J.VÁZQUEZ

El juez adoptó esta medida cautelar sin precedentes tras la detención de dos hombres que estaban ejerciendo como gorrillas en las inmediaciones del Hula a raíz de la denuncia que presentó una conductora

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han detenido a un lucense de 38 años que tenía prohibido acercarse a menos de 300 metros del Hospital Universitario Lucus Augusti (Hula), salvo en caso de “riesgo vital o urgencia”, por una orden judicial de alejamiento dictada en el mes de marzo por el Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo.

El juez adoptó esta medida cautelar sin precedentes tras la detención de dos hombres que estaban ejerciendo como gorrillas en las inmediaciones del Hula a raíz de la denuncia que presentó una conductora, quien dijo que había visto como le rayaban el coche después de que se negase a darles dinero.

La detención se produjo el pasado viernes, sobre las once de la mañana, cuando una patrulla de la Policía Nacional que realizaba labores de prevención de la delincuencia en las inmediaciones del hospital vio a tres personas que merodeaban en un descampado utilizado habitualmente para aparcar turismos.

Al ver a los agentes, una de esas tres personas se “agazapó” entre dos turismos, lo que hizo que llamase su atención.

Inmediatamente, le dieron el alto y procedieron a identificarlo, momento en el que comprobaron que tenía en vigor una orden de alejamiento que le impedía acercarse al Hula salvo “en caso de urgencia o riesgo vital”.

La orden respondía a la denuncia de una mujer por amenazas y daños en su coche tras negarse a darle unas monedas

El detenido, que cuenta con numerosos antecedentes, pasó a disposición del Juzgado de guardia y quedó en libertad.

Además, ese mismo día habían aparecido otros vehículos con rayazos en la chapa y en aquel momento los agentes policiales sospechaban que pudieran ser de la misma autoría. La propietaria de uno de esos coches también formalizó denuncia.

La Policía incrementó la vigilancia para detener a los presuntos autores de las amenazas y los desperfectos, pero tardó un par de días en conseguirlo porque los dos hombres —de 19 y 37 años, respectivamente, en aquel momento— estuvieron algún tiempo sin aparecer por las inmediaciones del hospital.

NUEVO ENFOQUE. La orden de alejamiento que impuso el juzgado número 3 significó un nuevo enfoque frente a la forma de actuar de los gorrillas. Hasta entonces, se arriesgaban a una sanción administrativa por vulnerar la ordenanza municipal, aunque nunca se cobraba porque en la mayoría de los casos eran insolventes. En 2014, el juzgado de Instrucción número 2 llegó incluso a anular las más de veinte denuncias que les impuso a dos de ellos la Policía Local en apenas unos días porque el juez entendió que no estaban amparadas en ninguna ley. Ese mismo juzgado, bajo otro titular, había sentenciado meses antes multa de 90 euros a un gorrilla denunciado por la Policía Local.

Leirapárking
Sanle hará la obra tras ser excluida la mejor oferta


La empresa lucense Construcciones Sanle fue elegida por la mesa de contratación del Concello para ejecutar la obra de acondicionamiento como leirapárking de una parcela del Concello ubicada frente a la entrada principal del Hula.

Sanle ganó el concurso tras quedar excluida por el "baixo nivel de prezos proposto" la oferta mejor puntuada.

El coste de la obra será de 82.649 euros, con una rebaja de unos 16.000 euros sobre el presupuesto de salida.

Detenido por violar una orden de alejamiento que le prohibía...
Comentarios