sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

"Bajad a ayudarme a darle la vuelta al coche"

El vehículo del detenido, tras volcar en la Rúa Flor de Malva.
El vehículo del detenido, tras volcar en la Rúa Flor de Malva.
El hombre colisionó contra dos turismos aparcados en la Rúa Flor de Malva, volcó y dio positivo en alcohol. Lo dejaron en libertad y tres horas después lo sorprendieron al volante de otro coche

Un vecino de la Rúa Flor de Malva estaba en la noche del pasado viernes asomado a la ventana de su vivienda, manteniendo una conversación por el teléfono móvil, cuando vio "en directo" como el turismo del conductor ebrio «saltaba por los aires». Aseguró que "iba a cien", en alusión a la desmedida velocidad a la que circulaba.

Cuando el infractor salió por su propio pie del vehículo, que quedó sobre el techo con las ruedas hacia arriba, este testigo, que prefiere mantener su identidad en el anonimato, se preocupó por él ya que fue un choque "de la virgen".

"Salió por la puerta y se cayó al suelo. Le pregunté si se encontraba bien y si hacía falta que llamase a una ambulancia", relató este vecino del barrio de A Piringalla, que indicó que el conductor le respondió: "No llaméis a nadie. Hacedme el favor y bajad a ayudarme a darle la vuelta al coche que estoy borracho y colocado y no quiero que me coja la Policía".

"Le respondí: ¡Tú flipas! ¡Cómo vamos a bajar a darle la vuelta al coche! Otro vecino ya le advirtió que íbamos a llamar a la Policía", cuenta este testigo.

Algunos residentes en la Rúa Flor de Malva sí bajaron de sus viviendas a la calle, pero para reprender al conductor por su estado de embriaguez. Este respondió con malos modos e incluso se encaró verbalmente con alguno. Encima quería jaleo», apuntó este testigo.

UN CHOQUE PREVIO. Antes de colisionar con dos turismos que estaban aparcados en la Rúa Flor de Malva y volcar, el conductor, según señalaron los vecinos, ya había golpeado a otro vehículo en una calle próxima, Santo Graal.

No fue el único incidente que protagonizó. Tres horas más tarde volvería a ser cazado por agentes de la Policía Nacional cuando circulaba al volante de otro vehículo, en estado ebrio, en la Rúa dos Gardas.

El infractor, un lucense de 50 años de edad, colgó en las redes sociales, justo antes del accidente que sufrió en Flor de Malva, una fotografía en la que aparece con una botella vacía de whisky en la mano, junto a otra persona.

Detenido por conducir ebrio dos coches distintos la misma noche

Un hombre de 50 años de edad, vecino del municipio de Lugo, fue detenido en la madrugada de del sábado tras conducir dos turismos distintos la misma noche y dar positivo en alcohol las dos veces. Además de afrontar las infracciones de tráfico, el conductor tendrá que rendir cuentas ante la Justicia como autor de un delito de desobediencia, por salir a la calle sin causa justificada.

El hombre conducía su turismo por el barrio de A Piringalla, sobre las once y media de la noche, y al llegar a la Rúa Flor de Malva perdió el control del coche y se salió de la calzada. Su vehículo impactó contra dos coches que se encontraban estacionados y quedó volcado en medio de la carretera. A pesar de lo aparatoso del golpe, el conductor resultó ileso y salió del turismo por su propio pie.

Tras el impacto, una patrulla de Atestados de la Policía Local acudió al lugar y sometió al hombre a la prueba de alcoholemia, en la que arrojó un resultado de 0,95 miligramos por litro de aire espirado, casi cuatro veces más de lo permitido. Los agentes realizaron el correspondiente atestado por un delito contra la seguridad vial y le advirtieron que tenía que marcharse a su domicilio.

Sin embargo, tan solo tres horas más tarde, sobre las tres menos cuarto de la madrugada, una patrulla de la Policía Nacional volvió a sorprender al mismo hombre al volante de otro turismo distinto, en la Rúa dos Gardas. Los agentes le dieron el alto y solicitaron que se le realizara de nuevo la prueba de alcoholemia, en la que volvió a dar positivo con una tasa de 0,60 miligramos. Finalmente, la Policía Nacional detuvo al conductor como autor de un delito de desobediencia, por saltarse el confinamiento que impone el estado de alarma.

"Bajad a ayudarme a darle la vuelta al coche"