jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

Un detenido en Lugo afronta seis meses por llamar al juez "clasista y gilipollas"

Edificio de los juzgados de Lugo, en la Praza de Avilés. SEBAS SENANDE
Edificio de los juzgados de Lugo, en la Praza de Avilés. SEBAS SENANDE
El chico fue arrestado por un delito de desobediencia y se mostró "altivo e irrespetuoso" ante el magistrado que le tomó declaración. Fue juzgado en el Penal 2

El juzgado de lo Penal número 2 de Lugo celebró este miércoles un juicio contra un joven de 24 años de edad, con iniciales R.C.M., acusado de insultar y amenazar a un juez cuando declaraba en calidad de detenido. El joven fue acusado de un delito de desórdenes públicos, por el que la Fiscalía lucense pidió una condena de seis meses de cárcel. El ministerio público solicita en su escrito de acusación que, en caso de estimar que no concurre dicho delito, se condene al acusado por injurias y se le imponga una multa de 2.100 euros.

Según consta en el escrito de conclusiones provisionales del ministerio fiscal, el 19 de septiembre del 2019, el acusado fue puesto a disposición del juzgado de Instrucción número 3 de Lugo, que se encontraba desempeñando funciones de guardia.

En el curso de su declaración en calidad de investigado –por un presunto delito de desobediencia–, el acusado mantuvo en todo momento una actitud "altiva e irrespetuosa, pese a las instrucciones y requerimientos que le fueron efectuados para garantizar el orden del acto judicial". Ante este comportamiento, el magistrado ordenó que el joven continuase su declaración esposado, por lo que el chico, en lugar de deponer su actitud, "incrementó su tono desafiante, llegando a replicar al juez durante el interrogatorio y a cuestionar las preguntas que le formulaba". Los policías que estaban en la sala custodiando al detenido tomaron la decisión de distanciar al joven de la mesa del despacho del magistrado y a estrechar su custodia.

Finalmente, en su derecho a la última palabra, y con la intención de desacreditar al titular del juzgado, el chico le llamó "clasista", por lo que fue expulsado del despacho y firmó la declaración en la oficina judicial, donde persistió con su actitud "insolente y desafiante". El acusado le dirigió numerosas expresiones descalificantes al juez, al que llamó "gilipollas". Igualmente, y tras negarse a firmar su declaración, se dirigió al letrado de la Administración de Justicia y exclamó: "Sois unos mierdas" y "como algún día llegues a ser juez vas a ser lo peor, pringao". Los dos afectados renunciaron a ejercer acciones civiles o penales contra el joven.

Un detenido en Lugo afronta seis meses por llamar al juez "clasista...