Desescalada política non stop

La intensa agenda social y la cercanía electoral provoca políticos ubicuos y tensión entre ellos
Políticos de distintos partidos y otros asistentes a la feria social celebrada en la Praza Maior. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Políticos de distintos partidos y otros asistentes a la feria social celebrada en la Praza Maior. VICTORIA RODRÍGUEZ

Tantas ganas tiene de desescalar la sociedad tras dos años de pandemia y tanta necesidad los políticos de hacerse ver que hay días, como la de este sábado, en que los representantes de los ciudadanos se vuelven ubicuos y la tensión sube. Y no solo por el calor.

La jornada comenzó con ambiente templado en el entorno de la Praza Maior, con niños y mayores entreteniéndose con las actividades de Lugo Máxico tras el Concello y con concejales y diputados de todo el arco político lucense visitando la Feira de Asociacións de Ámbito Social que se celebraba en la alameda. Compartieron tiempo y espacio sin mayor dificultad los socialistas Olga López, Ana González, Mauricio Repetto, Pablo Rivera y Ana Prieto, los nacionalistas Alexandre Penas y Felipe Rivas, Juan Vidal-Pardo, de Cs, y los populares Ramón Carballo, Antonio Ameijide y Javier Vázquez, jefe de Política Social de la Xunta en Lugo.

Carballo, quizás aligerado por haber logrado desprenderse, esta vez parece que sí, de la responsabilidad de pelear por la alcaldía de Lugo, aprovechó para demostrar su habilidad con el ping pong. Hace tiempo que el portavoz del PP en el Concello usa la muñeca para otro juego, el tute, pero en sus años de estudiante dedicó muchas horas a la raqueta de mesa.

En la comitiva popular hubo quien echó de menos a otro habitual, el delegado de la Xunta, Javier Arias, que de tanto hacer pareja con Ameijide, ya tiene que escuchar bromas.

Parte de esos políticos y algunos otros, como la alcaldesa, Lara Méndez, y la secretaria provincial del PP y vicepresidenta primera del Parlamento, Elena Candia, acudieron después al acto de ingreso de la catedrática Ana Goy como académica numeraria de la Real Academia de Belas Artes.

Méndez y Candia se sentaron juntas, aunque no se las vio muy habladoras. Y eso que a esa hora los populares aún no habían salido a criticar alguno de los actos del inicio del Arde Lucus, como una reivindicación del museo de la romanización en San Fernando por parte del personaje de Paulo Fabio Máximo. El grupo municipal del PP acusó a Méndez de utilizar fondos públicos y la fiesta romana para su "autobombo personal" y como "trampolín político", así como de intentar "camuflar una acción contra otra administración dentro de una celebración".

Méndez aclaró que toda la programación fue diseñada por las asociaciones del Arde Lucus y afeó al PP que esta hubiese sido su "única intervención" relativa a San Fernando en tres años, que intente "embarrar" la imagen de la alcaldesa y que minusvalore el "clamor social" por el museo que en su día comprometió la Xunta.

El nerviosismo se palpa entre los políticos y encuestas como alguna que sale a la luz. Según el sondeo, el PP subiría un edil (11) en Lugo, el que perdería Cs (1), pero no le llegaría para gobernar pues PSOE y BNG mantendrían los 8 y 5 concejales actuales.

Comentarios