El desdoblamiento de Infanta Elena avanza y estará acabado en junio

Tomé y Méndez supervisaron el inicio del asfaltado del tramo, que finaliza esta semana, y luego se instalará la señalización y el arbolado
Lara Méndez y José Tomé, durante la visita a las obras de desdoblamiento de Duquesa de Lugo. EP
photo_camera Lara Méndez y José Tomé, durante la visita a las obras de desdoblamiento de Duquesa de Lugo. EP

El desdoblamiento de un nuevo tramo de la Avenida Infanta Elena podría estar acabado el mes próximo, según los cálculos que baraja la Diputación, que financia esta obra promovida por el Concello de Lugo.

El presidente provincial, José Tomé, y la alcaldesa, Lara Méndez, supervisaron este martes el inicio de los trabajos de asfaltado de esta ampliación de la vía de entrada a la ciudad desde O Ceao, que se prevé que finalice esta misma semana. Posteriormente, se procederá a la dotación de señalización horizontal y vertical y a la plantación del arbolado, con el que quedarán concluidas las actuaciones.

Durante la visita, José Tomé destacó que el buen ritmo al que avanzan los trabajos, en los que la institución provincial invierte más un millón de euros, por lo que auguró que la ampliación de la avenida podría estar totalmente en servicio en junio. "Hoxe por hoxe vemos moi próximo o fin destas obras, unha gran noticia para o Concello e para a Deputación porque este proxecto beneficia aos veciños e veciñas da cidade, pero tamén de toda a provincia, sobre todo ós que veñen da parte norte", destacó el mandatario provincial.

Una vez abierto el nuevo tramo de la avenida, que comprende desde el enlace con la Ronda Norte hasta el cruce con Paulo Fabio Máximo, pasará a tener entre dos y tres carriles de circulación por cada sentido, una nueva rotonda en el acceso a A Garaballa, carriles bici, aceras, iluminación LED, mobiliario urbano y arbolado en todo el recorrido, lo que permitirá mejorar la seguridad de conductores y peones, así como la fluidez del tráfico.

José Tomé también destacó que estas obras "son froito da colaboración da Deputación co Concello de Lugo, un compromiso firme coa alcaldesa e cos lucenses para mellorar a vida da xente, investindo nun servizo público que favorece a mobilidade sostible". Añadió que "este apoio súmase á aportación de medio millón de euros do Plan Único, entre outras colaboracións".

84.000 VEHÍCULOS AL DÍA. El mandatario provincial recalco que estas obras mejorarán "de maneira substancial a seguridade viaria e a accesibilidade de condutores, viandantes e ciclistas" transformando "unha das arterias de comunicación máis importantes de Lugo, cun tráfico diario superior aos 8.400 vehículos, cun índice de 711 vehículos pesados ao día, e moi utilizada polos peóns". Tomé incidiu en que "a Avenida Infanta Elena é o principal acceso á zona norte da cidade e comunica o centro cos polígonos do Ceao e As Gándaras, e coas saídas da cidade pola A-6 e a N-6".

Por su parte, Lara Méndez enmarcó la obra en la relación de "entendemento e permanente colaboración " que mantienen Concello y Diputación y quiso agradecer al organismo provincial su apoyo para la materialización de la misma, al tiempo que destacó que "o desdobramento de Infanta Elena redundará directamente na mellora da seguridade viaria, tanto para a circulación rodada como para a peonil, xa que as obras posibilitaron non só a ampliación da calzada, con dous carrís en cada sentido, senón tamén a creación de itinerarios accesibles en ambas marxes".

"Falamos dunha humanización que camiña na senda iniciada dentro da segunda transformación do municipio que estamos a impulsar neste mandato e dentro da que se inclúen solucións de mobilidade sustentables e efectivas que, nesta contorna, pulan por conciliar a convivencia entre transeúntes, vehículos e ciclistas, a través do carril bici que dá continuidade ao xa existente", indicó.

La regidora recordó también que las obras supusieron en ese tramo la dotación de los servicios de abastecimiento, saneamiento e iluminación pública para lo cual ya se tuvieron en cuenta tanto la situación actual como las demandas futuras que derivarán del desarrollo del suelo urbano no consolidado y del suelo urbanizable que contempla el PXOM.

La intervención se traducirá, según incidió Méndez, en una importante mejora en una vía que ya se constituye como uno de los principales accesos de entrada y salida al centro de la ciudad.

La expropiación de terrenos atascó las obras
El desdoblamiento de Infanta Elena es una obra que estuvo años encallada por el laborioso proceso para conseguir terrenos para ampliar viales.

De hecho, en el año 2010, durante la inauguración del tramo desdoblado de esta avenida entre la Ronda Norte y Rúa Monte Faro, el entonces alcalde José López Orozco anunciaba que al año siguiente se iniciaría el proceso para desdoblar el tramo cuyas obras están ahora a punto de acabar.

65 parcelas afectadas
Sin embargo, en estos años el proceso sufrió varios retrasos causados, sobre todo, por la necesidad de expropiar hasta 33 parcelas y de ocupar de forma temporal otras 32 que, en su conjunto, sumaban cerca de 5.500 metros cuadrados de terreno por los que el Concello abonó 132.639 euros para hacer posible el desdoblamiento.

Las obras pudieron finalmente comenzar el pasado septiembre y se espera que rematen el mes próximo, por lo que cumplirían los plazos.

Comentarios