miércoles. 23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo

Desarticulada una banda de aluniceros que había asaltado una quesería de Lugo

Los asaltantes usaban vehículos para los alunizajes que luego calcinaban y abandonaban. GUARDIA CIVIL
Los asaltantes usaban vehículos para los alunizajes que luego calcinaban y abandonaban. GUARDIA CIVIL
Los ladrones sustrajeron más de 6.500 piezas de queso de una nave lucense el pasado mes de diciembre

La Guardia Civil de León, en el marco de la denominada Operación Ibéricos, ha detenido a tres personas en Madrid y en Lugo, e investiga a otras dos, por su integración en una supuesta organización criminal dedicada a la comisión de robos con fuerza en naves industriales vinculadas al sector alimentario, así como en establecimientos públicos de hostelería.

La investigación comenzó el pasado mes de junio cuando se produjo el robo de unas 500 paletas ibéricas, valoradas en 32.000 euros, en el almacén de una empresa situada en la Comarca leonesa de El Bierzo.

Previamente, ese mismo día se habían sustraído en la provincia de A Coruña dos vehículos en un negocio de compraventa de turismos, que fueron utilizados para desplazarse al lugar del robo.

Entre agosto y diciembre de 2019, los miembros de esta misma organización efectuaron robos en 15 establecimientos públicos de León capital, Ponferrada, Camponaraya, Villadangos del Páramo, La Virgen del Camino, Matallana de Valmadrigal y Toral de los Guzmanes, todos ellos municipios de la provincia leonesa.

Además de la recaudación del negocio y, en algunos casos, de las máquinas expendedoras de tabaco y de tipo tragaperras, fueron sustraídos numerosos billetes de Lotería Nacional, televisores y otros dispositivos de tipo electrónico.

ROBO DE TURISMOS. Para llevar a cabo todos los hechos delictivos previamente eran sustraídos turismos, casi todos ellos de la marca y modelo Seat León, en las localidades de Ponferrada, León y Benavente (Zamora), los cuales se utilizaban para alunizar los establecimientos –impactar contra el escaparate– y finalmente eran calcinados y abandonados.

Una vez determinada la identidad de los principales cabecillas, se establecieron sobre ellos medidas judiciales que permitieron identificar a otros miembros de la organización y vincular su autoría a un robo cometido en el mes de diciembre en una quesería ubicada en la provincia de Lugo.

Allí, fueron sustraídas 6.530 piezas de queso cuyo valor en el mercado superaría los 42.000 euros, para cuyo transporte utilizaron un camión con remolque que habían robado en la misma provincia lucense.

DETENCIONES EN DOS FASES. Las detenciones fueron practicadas en dos fases, entre los meses de diciembre y enero, en Madrid y en Lugo, como han señalado fuentes de la Subdelegación del Gobierno a Europa Press.

Asimismo, se procedió a la realización de dos entradas y registros en los domicilios de los cabecillas de la organización en Lugo e intervinieron varios décimos de lotería sustraídos, dinero en efectivo, dos teléfonos móviles, un arma blanca prohibida y un cargador de arma corta con munición del calibre 22, entre otros efectos de interés que están siendo analizados.

La Operación Ibéricos ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de León y por el Área de Investigación del Puesto Principal de Bembibre (León), con el apoyo de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Lugo y dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 6 de los de Ponferrada (León).

Desarticulada una banda de aluniceros que había asaltado una...