miércoles. 24.07.2019 |
El tiempo
miércoles. 24.07.2019
El tiempo

El desarrollo de nuevas bolsas de suelo se reactiva tras la crisis

Terrenos urbanizables. V.R.
Terrenos urbanizables. V.R.

El Concello estudia los planes privados para urbanizar los terrenos situados entre la Ronda do Carme, la N-VI y Marqués de Ombreiro

Una década después de que se realizara la última gran urbanización de suelo en la ciudad de Lugo, en Sanfiz, que sigue casi vacía, y tras mucho tiempo sin desarrollos de nuevas bolsas de suelo, estos empiezan a reactivarse. En el último año, el Concello recibió varios planes parciales, que están en distintas fases de estudio y tramitación. Afectan a varias zonas de la ciudad pero se concentran en una: la parte comprendida entre la Ronda do Carme, la N-VI y Marqués de Ombreiro.

Se trata de una zona de gran interés por el valor de algunos de los elementos que contiene -por ella discurren el Camiño Primitivo y un regato- y porque la manera en que se urbanice determinará en buena medida el éxito o el fracaso de la conexión de la ciudad con el río. Es uno de los retos pendientes de la ciudad y uno de los objetivos del actual gobierno local, que confía para ello en la estrategia Dusi, cofinanciada al 80% por la UE.

Detrás de los planes presentados para esta zona hay propietarios particulares, empresarios y promotores inmobiliarios. El sector más grande (165.000 metros cuadrados) se extiende por debajo de la Ronda do Carme y por detrás del Mercadona hasta Marqués de Ombreiro. El PXOM fija para él un máximo de 1.247 viviendas, si toda la edificabilidad se destina a residencia. El 40% puede ser para uso comercial, deportivo y dotacional privados y los tiros podrían ir por ahí. Una de las empresas con intereses en la zona es Avento y su responsable, Guillermo Sánchez Vilariño, no niega que pueda haber algún proyecto comercial, que no estaría maduro.

El empresario no da detalles pero, dado que el cierre de Abella parece evidenciar que no hay mercado para más centros comerciales, el objetivo podría ser más bien un hipermercado. "Esta é unha parte de Lugo moi interesante, somos un actor máis e estamos facendo un esforzo para desbloqueala", explica Sánchez Vilariño.

DOS SECTORES MÁS. En esa zona se tramitan planes parciales para otros dos sectores. Una de las bolsas de suelo está por debajo de A Cheda y la otra, más pequeña y promovida por el empresario Raúl Ferreirós, es la de la gasolinera Galp. Son algo más de 17.000 metros cuadrados y una mitad serán residenciales (en torno a 70 viviendas) y la otra comercial. El plan urbanístico de esta última está muy avanzado, puesto que ya superó la evaluación ambiental simplificada. En este momento está pendiente del informe del Ministerio de Fomento, porque está al lado de la N-VI. A diferencia de otros informes sectoriales, este es preceptivo para la aprobación del plan parcial, explica el concejal de urbanismo, Daniel Piñeiro.

El sector que linda con A Cheda sí tiene que ser sometido a una evaluación ambiental más completa. Pertenece a varios propietarios y va más retrasado entre otras razones porque llevan años intentando consensuar el diseño, explica el edil de urbanismo.

La administración local trabaja de cerca con los promotores de los planes urbanísticos que se tramitan en esta zona, en los que también la Xunta está haciendo indicaciones. El objetivo es que las futuras edificaciones no sean un muro sino que queden espacios abiertos que permitan la continuidad visual desde la ciudad al río. Por otro lado, se están intentando aplicar soluciones acordes con las nuevas tendencias del urbanismo sostenible y de género.

DIPUTACIÓN. El Concello estudia los planes para esos tres sectores y para otros dos en la zona norte de la ciudad. Uno está en el entorno del río Rato, por encima de Camiño da Roca, también es residencial y el promotor es la Diputación. Está estructurado en dos polígonos y la propuesta presentaba desequilibrios entre ellos, apunta Piñeiro. En las proximidades están previstas otras dos bolsas de suelo residencial, pero están en suspenso porque forman parte del 5% del PXOM que quedó pendiente de aprobación por falta de información hidrológica, en este caso sobre el río Rato.

El otro sector en trámite -promovido por Avento- es un área comercial de la que forma parte la tienda Kiabi (frente a As Termas) y está muy avanzado.

Cerca, en A Garaballa, es el Concello quien promueve el plan parcial para el que será el primer barrio ecológico de Lugo. Es el sector que va desde la Avenida de Paulo Fabio hacia el centro de la ciudad y se extiende por debajo de Infanta Elena, hasta casi enfrente del Lidl. Son terrenos privados y, una vez transcurrido el plazo para que los propietarios tramitaran el plan parcial, asumió el cometido el Concello.

El desarrollo de nuevas bolsas de suelo se reactiva tras la crisis
Comentarios