viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

Desafíos a base de pancartas

undefined
Los concejales del BNG, este miércoles en A Tinería, con una pancarta. EP
El BNG replica en A Tinería las críticas del PP por la demora del auditorio, de donde se quitó el cartel que preguntaba por su apertura. Los nacionalistas colocan una lona para inquerir a la Xunta por la rehabilitación del centro, parada hace 4.406 días, sostienen

La pancarta con una foto de Lara Méndez y Rubén Arroxo que preguntaba Auditorio para cando? desapareció este miércoles de la verja del centro cultural y el PP no dudó de acusar al gobierno local de aplicar la "mordaza".

Pero si esa pancarta desapareció de Magoi, frente a A Tinería aparerció otra, en la que posaron los concejales del BNG, con la foto de Alberto Núñez Feijóo y la pregunta A Tinería para cando?.

Ambos partidos volvieron a replicar un juego del gato y el ratón que ya protagonizaron hace un mes a costa de intervenciones pendientes en la ciudad.

El BNG apuntó que organizó el acto simbólico para visibilizar nuevamente el abandono de A Tinería, cuya rehabilitación acusa de paralizar al PP.

Populares y nacionalistas abrieron hace un mes la batalla simbólica por dos emblemas: el auditorio y las obras de A Tinería

El nacionalista Rubén Arroxo insistió en defender que fue el Bloque el que impulsó la recuperación de ese barrio y dijo que la llegada del PP a la Xunta supuso que se frenaran proyectos como el de la recuperación del pazo de Doña Urraca.

Arroxo afirmó que lleva 4.406 días paralizado un proyecto de rehabilitación que es muy importante para el centro de la ciudad, pues supone preservar patrimonio y tiene potencial turístico.

El nacionalista señaló que en la época del bipartito se invirtieron 30 millones en la zona y el proyecto tuvo incluso un premio internacional por el interés del plan de rehabilitación de un barrio histórico.

En tanto, el PP interpretó la retirada de la pancarta del auditorio como un reconocimiento explícito de que el gobierno no sabe qué hacer con una dotación cultural que costó 25 millones. El BNG hace oposición a la oposición y, encima, lo hace con cero creatividad, dijeron los populares.

Añadieron que es una pena que socialistas y nacionalistas entiendan la democracia con imposiciones como la de bautizar el auditorio sin un mínimo consenso y luego retirar una pancarta que recreaba una pregunta que, dicen, se hacen muchos lucenses.

Se preguntaban, a mayores los populares, cuando va a ser el gobierno tan rápido limpiando, por ejemplo, los grafittis que afean muchos edificios de la ciudad, incluidas las pintadas independentistas.

La batalla mural de populares y nacionalistas se inició hace un mes, cuando los populares acudieron con un contador al auditorio para denunciar el paso de los meses sin que se abra el nuevo centro cultural de la ciudad.

Los nacionalistas dieron respuesta a esa acción con un gesto idéntico: se fueron con un contador a A Tinería para denunciar que no avanzan proyectos claves en ese emblemático barrio del centro. Argumento que este miércoles repitieron.

Desafíos a base de pancartas
Comentarios