domingo. 12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo

Una dependienta hace frente a una ladrona que la amenazaba con una navaja

Panadería donde tuvo lugar el altercado. AEP
Panadería donde tuvo lugar el altercado. AEP

Intentó cerrarle el paso mientras esquivaba el arma. La delincuente logró llevarse vino y cerveza

La dependienta de una panadería lucense se llevó un gran susto el pasado miércoles cuando una ladrona la amenazó con una navaja. La joven, sin embargo, le echó valor y trató de impedir el robo, a pesar de que la delincuente no dudó en intentar pincharla con el arma.

El suceso se produjo sobre las cinco y cuarto de la tarde, cuando una mujer entró en la panadería sita en la confluencia de la calle San Roque con Emilia Pardo Bazán. La supuesta clienta comenzó a introducir botellas de vino y de cerveza en su bolso, de grandes dimensiones, y le dijo a la dependienta que no tenía intención de pagar los artículos.

Al parecer, la mujer ya había estado el día anterior en el mismo establecimiento y se había comprometido a volver más tarde para pagar los productos que se llevaba, cosa que no hizo.

La empleada no se intimidó y trató de cerrarle el paso colocándose delante de la puerta, al mismo tiempo que intentaba llamar a la Policía con el móvil. Sin embargo, la ladrona tampoco cesó en su empeño y esgrimió una navaja de pequeñas dimensiones con la que lanzó varias estocadas, intentando así herir a la dependienta. Además, la delincuente logró arrebatarle el teléfono a la chica de un manotazo.

Finalmente, dos hombres que acompañaban a la ladrona y que se quedaron a las puertas del establecimiento observaron la escena, entraron en el local y sacaron a su amiga, que logró llevarse varias botellas.

En cuanto se marcharon, la víctima llamó a la Policía y les facilitó a los agentes la descripción física de la mujer que había intentado atacarla. Los policías iniciaron la búsqueda por toda la ciudad y apenas dos horas después del altercado, sobre las siete de la tarde, localizaron a la sospechosa y la arrestaron como presunta autora de un robo con violencia.

Tal y como confirmaron este viernes desde la comisaría lucense, la detenida tiene "numerosos antecedentes penales" por otros hechos similares. La mujer —de 42 años de edad, natural de Castroverde pero vecina de Lugo— actúa siempre de forma violenta y no duda en atacar a sus víctimas.

En el operativo que dio lugar al arresto de esta persona intervino el Grupo de Radio Patrullas y el Equipo Torre de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.

Una dependienta hace frente a una ladrona que la amenazaba con una...
Comentarios