Denunciados dos pubs sin licencia por permitir vender droga y tener "suciedad extrema"

Agentes de la Policía Local y Nacional realizaron varias inspecciones en locales de ocio nocturno e identificaron a 36 personas. Detuvieron a un hombre por tráfico de estupefacientes y multaron a dos establecimientos por multitud de irregularidades
Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
photo_camera Uno de los pubs sancionados está ubicado en la Ronda da Muralla, cerca de la Porta de Santiago. AEP

Las fuerzas y cuerpos de seguridad de Lugo realizaron un dispositivo especial de vigilancia durante la noche del viernes al sábado y denunciaron a dos locales de hostelería de la capital, que ya acumulan varias sanciones, por multitud de irregularidades. Uno total de 18 agentes de la Policía Nacional y del Grupo Operativo Nocturno de la Policía Local, con el apoyo de los operadores de Sala del 091 y Sala del 092, inspeccionaron varios locales y sancionaron a los responsables de dos establecimientos por diversas infracciones a la Ley de Seguridad Ciudadana, la Ley de Espectáculos Públicos de Galicia, la Ley General de la Seguridad Social y las ordenanzas municipales.

Los agentes entraron en un local de hostelería de la Rúa Luís Seoane y registraron a varias personas, a las que les intervinieron siete envoltorios, presuntamente con droga. El establecimiento fue denunciado por tolerar el consumo y la venta de droga en su interior, carecer de extintores, no tener licencia de actividad, no presentar la cartelería de prohibición de venta de alcohol y tabaco a menores, no tener hojas de reclamación a disposición de los clientes y carecer de contrato la trabajadora que atendía el negocio en el momento de la inspección.

Los locales denunciados, en la Rúa Luís Seoane y en la Ronda da Muralla, ya acumulan varias sanciones

Igualmente, tal y como confirmó el portavoz del cuerpo, en otro local de ocio nocturno de la Ronda da Muralla, los policías requisaron trece envoltorios de droga y detuvieron al joven que los llevaba encima, quien trató de ocultarlos cuando vio a los agentes. El establecimiento también fue denunciado por tener extintores con la revisión caducada desde hace más de dos años; no tener licencia de actividad; carecer de contrato la mujer que atendía el negocio en el momento de la inspección; no presentar cartelería preceptiva sobre zona videovigilada a pesar de tener instaladas varias cámaras de vigilancia; presentar deficiencias en la instalación eléctrica, con cuadros abiertos y cables sin protección y tener deficiencias higiénico-sanitarias, al tener los baños "con suciedad extrema" con el suelo casi completamente cubierto de agua y grifos rotos.

En el transcurso de los controles fueron identificadas un total de 36 personas.