martes. 29.09.2020 |
El tiempo
martes. 29.09.2020
El tiempo

Un "defecto de forma" impide al Club Fluvial renovar la concesión del Miño

Playa del río Miño en el Club Fluvial. SEBAS SENANDE
Playa del río Miño en el Club Fluvial. SEBAS SENANDE
La CHMS declaró "desistido" el trámite de la entidad, que alegó para que haya otro concurso

El Club Fluvial ha perdido de momento la posibilidad de renovar la concesión que ahora tenía por 20 años para el aprovechamiento como zona de baño del río Miño en los terrenos de la conocida como playa. Un "defecto de forma" en la solicitud realizada por la entidad, según reconoce su presidente Tito Valledor, provocó que la Confedederación Hidrográfica del Miño Sil (CHMS) declarase "desistido" el trámite de competencia para renovar el permiso, para el que se había convocado un concurso a tal efecto para otorgar una nueva concesión por 50 años.

Valledor, que confirmó que la CHMS remitió un escrito el 28 de agosto en el que informa de la caducidad de la actual concesión, explicó no obstante que la directiva ya presentó alegaciones ante el ente hidrográfico en las que pide que se abra un nuevo concurso para poder optar al aprovechamiento de la playa durante los próximos 50 años. "No está cerrado nada y optaremos de nuevo a la concesión", dijo Valledor, quien asegura que el Club Fluvial sería la única entidad que podría aprovechar la zona de baño porque es la propietaria de los terrenos donde se ubica.

SOCIOS CRÍTICOS. Por su parte, un grupo de socios críticos con la directiva difundió ayer un comunicado en el que denuncia que "la incompetencia y/o inacción" de la actual junta puede provocar la pérdida de esta histórica concesión, a la que en su día también anunció que quería optar el centro deportivo privado Forus, aunque su candidatura fue desestimada por la Confederación Hidrográfica.

Pero las críticas de estos socios no solo quedan ahí, ya que además piden la dimisión de la junta directiva del Fluvial, la conformación de una gestora y la convocatoria de un nuevo proceso electoral en base a la situación económica "crítica" que aseguran que afecta al club, "con una deuda que supera los dos millones de euros y que pone en riesgo su viabilidad económica". También critican que se haya ejecutado una obra en el aparcamiento de piragüismo "sin licencia" y que fue paralizada por el Concello, que inició un expediente de reposición de la legalidad, mientras la CHMS tramita otro expediente sancionador por estas obras.

Sobre estas acusaciones, Valledor responde que la deuda total quedará saldada en 2023, «un año antes de lo previsto», y alega que el club ya tiene licencia para la obra del aparcamiento y que presentó alegaciones para intentar paralizar el expediente del Concello.

Asamblea cancelada. El presidente del Fluvial también confirmó la cancelación de la asamblea de socios que estaba previsto celebrar el 17 de septiembre en el auditorio de Veterinaria debido a las medidas impuestas por la Xunta en el municipio por el rebrote de covid, que limitan los aforos. Explica que se convocará una vez se levanten las restricciones.

Un "defecto de forma" impide al Club Fluvial renovar la concesión...