jueves. 04.06.2020 |
El tiempo
jueves. 04.06.2020
El tiempo

Decorar las ventanas con corazones, una idea que partió desde Lugo

Unas niñas pintan corazones
Unas niñas pintan corazones
Una lucense lanzó la idea en homenaje a los niños y ha visto sorprendida cómo todo el país se sumaba a la iniciativa

Las ventanas y balcones del país se están llenando de corazones. Es un colorido homenaje a lo bien que se están portando los niños durante el confinamiento y la idea nació en Lugo. Mercedes Fernández, del centro sociopedagógico Aprendemos, lanzó el reto y hoy está sorprendida y agradecida del eco de la iniciativa.

La idea nació a pequeña escala. Mercedes inicialmente la propuso a las familias de Lugo con las que trabaja y al grupo de madres del colegio de su hija mayor. Pero la propuesta caló, se expandió como la pólvora y ahora las redes se han llenado de ventanas de toda España decoradas con corazones.

Cuenta que se le ocurrió proponer dedicar corazones en las ventanas al final de la primera semana del estado de alarma. Veía que no paraba de haber homenajes, merecidos, a colectivos como el de sanitarios y pensó que los niños también merecían reconocimiento de toda la sociedad.

"A los adultos se nos paró el mundo, pero a ellos también. Han dejado de ir al colegio, al parque, de ver a sus amigos, son los que viven más confinados y lo están haciendo muy bien", dice Mercedes. Cree que los pequeños se merecen que "tengamos gestos que les reconozcan lo bien que se están portando ante el desafío".

Mercedes, que trabaja sobre todo con niños y familias, cree que la prueba es muy dura para los más pequeños, pero está sorprendida de la disciplina con que han respondido.

A la vez, cuenta, pensó que hacer corazones, decorarlos y colgarlos en las ventanas era una buena fórmula para tener una actividad en familia que pusiera el foco en los pequeños.

Y es que el reto lanzado por Mercedes incluye que los corazones se hagan con los niños, que ellos sean parte activa del fenómeno.

La iniciativa ha cuajado y ahora hay ya muchas ventanas llenas de corazones y eso, dice, sirve también para que esos niños que se han quedado sin parques y sin compañeros se comuniquen. "Ven un corazón en la ventana de enfrente y saben que allí también hay un niño y que está como él. Los conecta", explica Fernández.

Ahora, la lucense anda dándole vueltas a la cabeza para lanzar un reto dedicado a los mayores. Son las principales víctimas de la pandemia y busca la forma de que todos los acompañemos.

Decorar las ventanas con corazones, una idea que partió desde Lugo
Comentarios