Decenas de jubilados salen a la calle en Lugo para pedir a la banca un mejor trato

"Somos poco menos que despreciados", dijo el portavoz Julio Méndez
Un momento de la manifestación. SEBAS SENANDE
photo_camera Un momento de la manifestación. SEBAS SENANDE

Decenas de jubilados de Lugo han participado este lunes en una "concentración ciudadana" en pleno centro de la ciudad para "hacer visible" su malestar con la "banca por el trato discriminatorio" a las "personas mayores", dado que se consideran "discriminados" e incluso "apartados" de las propias oficinas de las entidades bancarias como "clientes no deseables".

La concentración comenzó a mediodía en la Rúa da Raíña, una de las calles más comerciales de la propia ciudad, en pleno casco histórico, solo con la pancarta de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Lugo, "sin banderas" y "sin ideologías", explicó su portavoz Julio Méndez.

"Somos poco menos que despreciados", dijo Méndez a Efe, porque las "oficinas bancarias abren muy poco tiempo y atienden a poca gente", mientras en los cajeros automáticos hay "colas, llueva, nieve o haga sol".

"Demandamos que se nos dé un mejor trato", insistió, porque "somos personas mayores y merecemos que se nos trate con mayor corrección y con más cercanía" por parte de las entidades bancarias.

Recuerdan que "son jubilados, personas mayores" y los "bancos" los "apartan de sus oficinas" y, "en la práctica", los hacen "sentir clientes no deseables"

Además de la concentración de este mediodía, la asociación de pensionistas lucenses también le hizo entrega de una "carta abierta" a cuatro de las entidades bancarias "más importantes de Lugo y de España" para "que al menos la lean".

"No nos van a hacer mucho caso, pero al menos que vean que estamos en la calle. Las batallas que se pierdan son aquellas en las que no se participa", añadió Méndez.

En la citada carta recuerdan que "son jubilados, personas mayores" y los "bancos" los "apartan de sus oficinas" y, "en la práctica", los hacen "sentir clientes no deseables".

"Suponemos que los empleados de banca", que acatan "normas que les dan desde arriba", tendrán también "padres, abuelos y familiares mayores que no estarán familiarizados con la tecnología", añade la carta, "y sabrán lo que supone verse en nuestra situación".

"No hay ni el más mínimo respeto por las personas" y cada día las entidades "complican más la relación"

"Hemos visto tratar a personas mayores con soberbia en algunas entidades. Y los bancos nos cierran los cajeros y las oficinas. A las que quedan les reducen los horarios para atender con cita previa, que hay que pedir en unos teléfonos a los que casi nunca responden", critica la asociación de jubilados.

Recuerda, asimismo, que "aunque algunos" se van "defendiendo", otras "muchísimas personas mayores no saben casi ni usar un cajero".

"Cajeros que, por cierto, han puesto en la calle, exponiéndonos a que nos roben cuando vamos a usarlo", lamenta.

"Parece que sobramos en su negocio", añade, "vemos cada mañana a muchos jubilados haciendo cola desde antes de las 8.30 horas, en días de frío y agua, en la calle, delante de los bancos, que esperan a la hora de apertura, mientras los empleados, dentro de las oficinas, sin prisas, miran hacia otro lado".

A su juicio, "no hay ni el más mínimo respeto por las personas" y cada día las entidades "complican más la relación".