domingo. 11.04.2021 |
El tiempo
domingo. 11.04.2021
El tiempo

De Lara se marchó... ¿Y ahora qué?

Pilar de Lara SEBAS SENANDE
Pilar de Lara. SEBAS SENANDE
La jueza cesó este jueves y ya no volverá al juzgado donde pasó de azote de la corrupción a ser suspendida por desatender sus funciones. El fiscal es clave en los próximos meses, en una transición que tiene pendientes a cientos de imputados

Pilar de Lara atravesó este jueves a mediodía por última vez la puerta del juzgado de instrucción numero 1 de Lugo, el lugar donde durante 13 años investigó varias de las más importantes macrocausas de Galicia, al menos en número de tomos: Carioca, Pokemon, Pulpo, Cóndor, Garañón... Hasta el último momento, aún a sabiendas de que el CGPJ no le había dejado otra salida, la jueza intentó resistirse a dejar el juzgado con la intención de atar el mayor número de cabos posible. Ya era tarde.

La decisión última del Supremo, que podría tardar meses y seguramente irá en el mismo sentido, no impide que se ejecute la orden de suspensión de empleo y sueldo durante siete meses y un día. Estas son las posibles respuestas a las preguntas que se plantean.

¿Cómo llegó el juzgado a esta situación insostenible?

Los argumentos de la sanción son claros. La jueza cometió una falta muy grave de "desatención o retrasos injustificados en la instrucción" y tomó decisiones que, con "manifiesto abuso procesal", causaban ficticios incrementos del volumen de trabajo, entre otras irregularidades. La mini Audiencia Nacional en que De Lara convirtió instrucción 1 llegó a un atasco tal que casi ningún caso avanzaba hacia la resolución, más bien al contrario, cada vez pedía más y más pruebas. Ella se escudó, sin éxito, en la falta de medios adecuados para desarrollar en condiciones su trabajo y en la complejidad de los casos.

Sin duda, la ausencia de De Lara animará a los abogados a pedir archivos y sobreseimientos a destajo

¿Cuál es el papel de los abogados en el expediente?

Hubo un momento en que no había abogado o procurador en Lugo que no estuviera en la Carioca, la Pokemon o cualquier otra pieza de la jueza. Poco a poco, la presencia en las investigaciones de pesos pesados, como los empresarios implicados o destacados políticos, supusieron la entrada de reconocidos despachos profesionales de otras provincias y de Madrid. Estos últimos comenzaron a hacer presión en todos los ámbitos para frenar la anodina y discutible instrucción de Pilar de Lara. Los letrados de Lugo, en su mayoría se hicieron a un lado. Alguno confiesa en privado que hace años que no toca un papel de las macrocausas, con la confianza, ahora certeza, de que iba a caer por su propio peso. Además, el trabajo sucio ya lo estaban haciendo otros.

¿Qué pasará con el juzgado de instrucción sin De Lara?

Pilar de Lara tiene las causas en su cabeza. Nadie más conoce como ella los entresijos de las investigaciones, que suman cientos de tomos, a excepción en menor medida de la Fiscalía. A partir de hoy, el juez que tenía de apoyo atenderá los asuntos cotidianos y lo lógico es que, de forma inmediata, se destine a un magistrado sustituto entre los que cubren plazas cuando hay bajas prolongadas. La plaza vacante saldrá en el próximo concurso de traslados y a ella podrán optar magistrados que lleven al menos cinco años de ejercicio. Es decir, en ningún caso la ocupará alguien novato. Habrá que esperar a ver qué decisiones toma el juez sustituto, pero lo lógico es que solo tome cartas si tiene que cumplir plazos. Sin duda, la ausencia de De Lara animará a los abogados a pedir archivos y sobreseimientos a destajo.

¿Por qué es tan importante la Fiscalía en la transición?

La sintonía entre la Fiscalía y la jueza también dejaba mucho que desear, como muestra el último ejemplo: el fiscal pide desgajar la Pokemon y la magistrada lo rechaza. No todas las macrocausas están en el mismo punto. Carioca o Pokemon están cerca del final, con lo cual la Fiscalía está al tanto: son varios fiscales los que se ocupan de las piezas. De este modo, cuando llegue el nuevo juez, lo más normal es que se deje guiar por las indicaciones de la Fiscalía, ya que acceder con criterio a toda la información que almacenó De Lara es casi misión imposible para una sola persona y, además, en poco tiempo. La marcha de la jueza no quiere decir, como puede parecer, que los expedientes se vayan a volatilizar. Seguirán las investigaciones y algunas piezas sin duda irán a juicio.

¿Cómo, cuándo y dónde retomará su carrera la jueza?

Pilar de Lara salió a pie del juzgado, a mediodía, como hacía casi siempre cuando no estaba de guardia. Una semana de cada tres era habitual que hiciera guardias de muchas horas, aprovechaba ese tiempo tanto para la atención de los casos ordinarios como para avanzar en las macrocausas. Este miércoles salió para no volver y empezó los siete meses y un día sin cobrar y sin ocupación profesional. Nacida en Cartagena y asturiana de adopción, De Lara está acostumbrada a cambiar de casa por los destinos de su padre, militar. De hecho, posiblemente era la primera vez que pasaba tanto tiempo en el mismo lugar. En septiembre, una vez cumplida la sanción, tendrá que esperar al primer concurso de plazas y traslados que convoque el Ministerio de Justicia. La sanción, al ser superior a cinco meses, implica la pérdida de destino y entrar en el concurso sin los puntos conseguidos en más de tres lustros de carrera profesional. Es decir, todos los magistrados elegirán primero y a ella le quedarán únicamente las plazas vacantes. Para hacerse una idea, en el último concurso, 10 de las 18 plazas sin solicitante estaban en Cataluña, en concreto en Arenys de Mar, Martorell o Vilanova i la Geltrú. Tal vez por el efecto del procés.

ÚLTIMO AUTO
Un ‘epitafio’ de más de 500 folios para decir adiós


La marcha de De Lara cierra una época en Lugo. Una etapa que abrió allá por el año 2008 Estela San José cuando destapó el fraude de la retirada de multas de Tráfico, que se puede considerar la precursora de las macrocausas que protagonizaron las dos juezas, azote de aquel Lugo al que colgaban el latiguillo de "la ciudad donde nunca pasaba nada". Estela San José ya hace unos años que sigue su carrera en Huelva y ahora se marcha también Pilar de Lara, para cerrar algo más de una década de judicialización de la política.

Y Pilar de Lara se va, como no, con un auto récord de 514 páginas. Lo comunicó el miércoles a las partes y en él se opone a que la pieza gallega de la Pokemon se despiece, aunque sí accede a inhibirse de las piezas que atienden los hechos registrados en Cataluña y Baleares, que continuarán en los juzgados de Barberá del Vallés —del partido judicial de Cerdanyola— y San Lorenzo de Cardesssar —Manacor—, respectivamente.

En el auto, la magistrada desestima la solicitud efectuada por el Ministerio Público que proponía la división de la causa según las "distintas tramas existentes", correspondientes a los diferentes procedimientos de adjudicación de obras y servicios, de forma que se instruyan en distintos
juzgados gallegos un total de 32 piezas.

FIRMAS EN LA RED. En las últimas horas se reactivó a través de las redes sociales una petición de firmas, en la web Change.org, en apoyo a la ya exjueza del juzgado de instrucción 1 de Lugo y contra la corrupción.

En estos dos meses se habían registrado más de 700 adhesiones y este jueves se volvieron a hacer llamamientos a través de Twitter y Facebook, aunque la página daba error, al parecer, porque la propuesta habría caducado.

De Lara se marchó... ¿Y ahora qué?
Comentarios