viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

De aprendices a maestros

Uno de los talleres organizados por Xuvenciencia
Uno de los talleres organizados por Xuvenciencia
Los antiguos alumnos de Xuvenciencia se convierten ahora en monitores y transmiten a los más jóvenes los valores de convivencia, desarrollo personal y cooperación impulsados por el campamento científico, con la finalidad de divulgar la ciencia y guiarles en el camino hacia la universidad.

Xuvenciencia es todo un éxito y prueba de ello son los estudiantes que han dejado de ser aprendices para convertirse en maestros. Entre ellos, Diego Brezmes Villaraviz, Andrés Manuel Álvarez Constantino y Laila Al-Soufi Novo.

El Campus Terra de la USC reúne a 135 preuniversitarios con el objetivo de ayudarles a elegir su futura carrera. Para ello, Xuvenciencia cuenta con un equipo de monitores que han sido antiguos alumnos del campamento científico.

Hace cinco años, un anuncio del campamento científico en el periódico despertó la curiosidad de Diego Brezmes. "Nunca había entrado en un laboratorio y me encantó. Aprendí, por ejemplo, a mirar el color de las patatas con la longitud de onda", recuerda este joven, estudiante de Ingeniería de Procesos Químicos e Industriales en el campus lucense.

Tras su experiencia en Xuvenciencia, Diego decidió descartar Arquitectura, su opción inicial, para elegir Ingeniería de Procesos Químicos e Industriales, grado que cursa en la actualidad.

En el caso de Andrés Manuel Álvarez, estudiante de Química en el Campus Vida de la USC, su experiencia en el campamento científico fue clave para su futuro: "Eu estaba dudando entre Química ou Enxeñaría Química, pero en Xuvenciencia tiven a oportunidade de estar no laboratorio e descubrir a diferencia entre ambas titulacións, así que optei polo Grado en Química que é máis experimental".

Laila Al-Soufi comparte vocación con sus padres, Mercedes Novo e Wajih Al-Soufi, dos de los profesores organizadores de Xuvenciencia.

A los chicos que ejercen hoy de monitores, el paso por Xuvenciencia les marcó y les ayudó a elegir su carrera


En el campamento científico descubrió su gran vocación por la investigación y decidió estudiar Biología en la Universidad de Santiago de Compostela. "Me encanta aportar mi granito de arena para que todo salga bien en este proyecto", explica la joven estudiante.


Diego, Andrés Manuel y Laila quieren transmitir a los más jóvenes los valores que aprendieron ellos como alumnos en Xuvenciencia. "Me lo pasé tan bien que quiero que las próximas generaciones vivan lo mismo que viví yo", mantiene Diego Brezmes, monitor del programa científico.

La quinta edición de Xuvenciencia ha conseguido una excelente respuesta, con más de 250 candidatos para solamente las 135 plazas ofertadas.

"Cada año conseguimos una respuesta mejor y nos gustaría que pudieran asistir todos los alumnos que lo deseasen", sostiene Diego Brezmes,

Para la próxima edición, los monitores sugieren aumentar el número de plazas. "Como novas propostas, eu intentaría organizar dúas quendas , de tal forma que podan participar o dobre de alumnos", asegura Andrés Manuel Álvarez.

Asimismo, también han planteado la necesidad de incrementar los eventos relacionados con el ámbito de las Humanidades y las Ciencias Sociales. "Xuvenciencia organiza actividades para titulaciones de Ciencias Sociales y Humanidades, como Magisterio y Administración de Empresas, pero se podrían hacer muchas más", afirma Laila Al-Soufi, que como sus compañeros ha testado ampliamente la oferta a los preuniversitario.

Los monitores han vivido en primera persona la indecisión que sienten todos los estudiantes a la hora de elegir una titulación universitaria. "Antes de comenzar la carrera, no disponemos de la suficiente información sobre los diferentes grados ni los conocimientos que podemos adquirir en ellos", cuenta Diego Brezmes. De este modo, el proyecto de Xuvenciencia se configura como un puente entre la Educación Secundaria y la Universidad.

De aprendices a maestros
Comentarios