lunes. 28.09.2020 |
El tiempo
lunes. 28.09.2020
El tiempo

Dani ya saborea a su Tiramisú

Tiramisú y Dani haciendo migas.
Tiramisú y Dani haciendo migas.
Este niño lucense, que sufre un trastorno de espectro autista, conoció esta semana al que será su perro de asistencia, el primero que la ONG DogPoint entrega a una familia en Galicia

El Tiramisú que Dani saborea estos días en su casa está para comérselo pero no es un dulce, aunque hay que reconocer que este labrador de 30 kilos no tiene nada que envidiarle tampoco en dulzura al conocido pastel.

Este perro labrador, educado expresamente por la ONG DogPoint para poder cuidar de Dani, llegó a Lugo el pasado lunes para contactar, por primera vez, con el que será su futuro dueño: Daniel Vázquez Pardo, un niño de 8 años con un trastorno de espectro autista que, además, acaba de pasar hace unos días por cuarta vez por el quirófano para someterse a un cateterismo y a la colocación de un stent en su arteria aorta y así tratar de resolver un problema de corazón con el que nació. Tiramisú es el primer perro de asistencia que DogPoint entrega en Galicia. "Quiero quedarme con él, darle comida, enseñarle cómo sentarse y quiero también ducharlo. Mamá, ¡necesitamos una ducha para lavar el perro!", pide Dani desde la silla de ruedas que maneja hábilmente y que debe usar para recuperarse de la operación.

Tiramisú llegó a Lugo el lunes, acompañado de Cris Novilla, trabajadora social de DogPoint. Ambos ocupan un piso en el mismo edificio donde vive Dani. La idea es ir acercando el perro a su futuro dueño para que vayan conociéndose. En navidades, ya estarán definitivamente juntos. "Tenía unas ganas locas de verlo. Llevaba una semana preguntando cuándo vendría y estaba esperando por la ventana a verlo llegar. Reaccionó muy bien cuando lo vio, eso que a Dani le daba escrúpulo, al principio, ver cómo se bababa o ver cómo trataba de acercarse a él. Sin embargo, al poco tiempo, le dio un beso y le dio de comer de la mano. También se quiso tirar encima de él cuando a los perros grandes les tiene miedo. Y el perro reaccionó muy bien, al poco tiempo ya quería venirse a casa", cuenta su madre, Yolanda.

El perro está siendo educado para proteger a Dani y darle autonomía en los paseos. El niño irá sujeto al perro con un cinturón y, si se suelta uno de los anclajes, el animal se sentará y no se moverá hasta que lleguen sus padres, evitando la fuga del pequeño. Estos perros proporcionan, además, calma a los niños autistas en caso de crisis, contribuyendo a reducir el estrés de la familia.

El reto de Óscar del próximo sábado

Dani y su familia llevan esperando por el perro un año. Para poder hacerse con el can, que supone un coste de 17.810 euros, pusieron en marcha la campaña ‘Un amigo para Dani’, a través de la web migranodearena.org, en la que se aceptan donativos mediante crowdfunding.

Actualmente, la familia necesita 11.000 euros todavía para completar el presupuesto destinado al perro, pero esperan reunir el dinero para tenerlo en casa por navidades.

Muralla

En esta campaña, la familia contó con el apoyo desinteresado de muchos lucenses. Entre ellos, el atleta Óscar Domínguez, que el próximo sábado llevará a cabo el reto de dar vueltas al adarve de la muralla, de nueve a dos, para contribuir a la causa.

La familia de Dani instalará un stand, en la puerta de Santiago, para recibir donativos, que irán directos a la ONG DogPoint para sufragar los gastos del perro.

Dani ya saborea a su Tiramisú
Comentarios