Martes. 11.12.2018 |
El tiempo
Martes. 11.12.2018
El tiempo

Tres cuponazos que llevaron a Concepción Arenal la alegría

Marineli García, con un boleto del Cuponazo. VICTORIA RODRÍGUEZ
Marineli García, con un boleto del Cuponazo. VICTORIA RODRÍGUEZ

Marineli García vendió 3 boletas de 25.000 euros y cree que uno fue por el Día de la Madre

Marineli García Díaz repartió hace unos días 75.000 euros del Cuponazo de la Once. Vendió, en concreto, tres boletos, premiados con 25.000 euros cada uno. Distribuir esas retribuciones le ha permitido descubrir el cariño que le tienen sus clientes, que no paran de pasar a felicitarla por la suerte que ha dado desde su puesto, situado en el número 55 de la Rúa Concepción Arenal.

Cree que al menos dos de los agraciados con el premio pueden ser clientes habituales suyos, aunque realmente no sabe quiénes son los ganadores. Está convencida, no obstante, de que uno de los boletos premiados se pudo comprar como regalo del Día de la Madre. Si fue así, la agraciada puede estar más que contenta con el regalo que recibió, reconoce.

Sí está convencida, sin embargo, de que al menos uno de los premiados es un hombre al que no conoce de nada y que le compró un boleto casi de casualidad. "Hay un señor que vino a comprobar un cupón y como tenía la devolución me pidió que le diera otro, en lugar del dinero. Seguro que se llevó los 25.000 euros", dice.

Marineli, que vende el cupón desde hace dos años, está descubriendo gracias a esos Cuponazos que ya había dado algún que otro premio. "Algún cliente me ha contado ahora que hace un tiempo le vendí un premio de 750 euros", cuenta. No es tanto dinero, pero quien gana esa cantidad no se olvida de esa suerte.

Ahora, el reparto de esos tres boletos del Cuponazo ha revolucionado a la zona y los clientes habituales, que también pasan por su puesto a comprar El Progreso, no paran de acudir a celebrar con la vendedora la fortuna de que en la zona se hayan distribuido unos boletos que, sin hacer rico a nadie, pueden dar unas cuentas alegrías a los afortunados.

Tres cuponazos que llevaron a Concepción Arenal la alegría
Comentarios