La cultura del skateboarding toma Lugo

La tienda lucense Actitudy Concept Store ofrece su taller de forma completamente gratuita para reparar o montar tablas

José Fernández. SABELA FREIRE
photo_camera José Fernández. SABELA FREIRE

La cultura del skateboarding regresa por sus fueros en Lugo. Después de unos años de ostracismo y bajada de practicantes, los patinadores vuelven a tomar las vías más céntricas de la ciudad. La Praza de San Marcos es uno de los lugares de reunión de los skaters que prefieren la modalidad de street. Mientras que en el nuevo skate park de Duquesa de Lugo proliferan los amantes del half pipe.

Sea cual sea la opción escogida lo que está claro es que la tienda Actitudy Concept Store, ubicada en el número 6 de la Rúa da Cruz, se ha convertido en uno de los epicentros del skateboard lucense. Además de ofrecer ropa y complementos de moda, este establecimiento, regentado por Marta Santos y José Fernández, ofrece un servicio de taller totalmente gratuito, tanto para los clientes como para los patinadores que sufren cualquier tipo de avería en su tabla y necesitan repararla.

"Tenemos un patio trasero que utilizamos para albergar eventos, y muchos de nuestros clientes nos pedían que les montásemos las tablas, así que tenemos este espacio dedicado solo al montaje de skateboards", comenta José Fernández, un reconocido amante del skateboard.

El uso de este 'self service' no conlleva coste. Basta con un poco de maña. "Pueden usarlo tanto las personas que nos compran las tablas como los demás. Si tienen una avería mientras están patinando, se afloja un eje o una tuerca pues le cedemos el espacio y las herramientas que necesiten para realizar la reparación", explica uno de los dueños, quien además aporta su experiencia en el montaje de tablas a los principiantes. "Les ayudo en lo que necesiten".

La práctica del skateboarding es asequible para todos los bolsillos. Los skateboards completos para iniciados son de muy buena calidad y rondan los 110 o 115 euros, con tabla, ejes, ruedas y lija, que la regalamos con la compra del skateboard. Si se monta por piezas sale por unos 200 euros".

La práctica del skateboarding no entiende de edades. Así, es sencillo comprobarlo en el skate park al aire libre o en los clubes de patinadores que poseen rampas y half pipe propios. "Tengo 39 años y sigo patinando. Hay personas en Lugo, cerca de los 50 años, que siguen encima del skate. La verdad es que se nota que la cultura del skateboarding ha crecido en Lugo en los últimos años y va a más". Skate or die.

Comentarios