domingo. 05.04.2020 |
El tiempo
domingo. 05.04.2020
El tiempo

Cuenta atrás para cerrar la Ronda da Muralla a los coches más contaminantes

Vehículos circulando por la Ronda. XESÚS PONTE
Vehículos circulando por la Ronda. XESÚS PONTE
El Gobierno central obligará a establecer zonas de bajas emisiones en las ciudades de más de 50.000 habitantes ► El Concello explica que se atendrá a la norma y que en Lugo la zona está predefinida: el casco histórico y su entorno

Las urbes de más de 50.000 habitantes tendrán que establecer una zona de bajas emisiones, al estilo de Madrid Central, según el anteproyecto de Ley de Cambio Climático que prepara el Gobierno estatal, y en Lugo esta abarcará el casco histórico y su entorno más próximo, de manera que, en un futuro no muy lejano, los coches más contaminantes no podrán circular por la Ronda da Muralla.

El Gobierno central declaró recientemente la Emergencia Climática de España y la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, explicó que habrá algunos cambios respecto a la última versión conocida. Frente a la primera opción, de habilitar a esos municipios para establecer zonas de bajas emisiones, se propone que estas sean obligatorias.

La medida ya estaba perfilada en el Plan Nacional de Calidad del Aire, donde se fijaba el 2023 como año de entrada en vigor. Es la misma fecha que aparece en el anteproyecto de ley, aunque el Gobierno no concretó si se mantiene

El concejal de movilidad de Lugo, Rubén Arroxo, explicó al respecto que hay que esperar a ver en qué terminos se aprueba la ley, tanto en lo que se refiere a plazos como a superficie mínima de esa zona de baja emisiones, pero indicó que en Lugo está predefinida porque ya casi todo el casco histórico es peatonal y el objetivo es que en los próximos años lo sea en su totalidad y solo se permita acceder en coche a residentes, vehículos de emergencia, repartidores y usuarios de los aparcamientos.

Actualmente, son zonas 30 la Praza de Augas Férreas y el barrio Feijóo y ya hay calles con esa limitación

El plan incluye la peatonalización total de la muralla en un horizonte de ocho años. Si la ley establece la obligatoriedad de establecer zonas de bajas emisiones antes de esa fecha, el Concello la aplicará y limitará el acceso de los vehículos más contaminantes.

"Haberá que facer a adaptación á lei en función de como avancemos na Ronda", afirmó Arroxo, quien recordó que otra de las medidas que se aplicará más pronto que tarde será la limitación de la velocidad máxima de circulación a 30 kilómetros por hora, de acuerdo a los cambios que prevé la Ley de Tráfico para zonas urbanas.

Actualmente, son zonas 30 la Praza de Augas Férreas y el barrio Feijóo y hay calles con esa limitación, como algunas de Recatelo y el entorno del parque Rosalía de Castro, Ramón Ferreiro, un tramo de Fingoi, Montevideo, algunas vías próximas a colegios y la Ronda da Muralla.

El retraso en España de la implantación de los espacios con bajas emisiones en las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, derivó en la apertura de un procedimiento de infracción por parte de la UE. En Madrid, el actual gobierno rebajó medidas implantadas en el mandato de Manuela Carmena, aunque los tribunales le obligaron a recuperarlas. En Barcelona el sistema se ha puesto en marcha con el comienzo del año.

El Concello de Lugo tiene bonificaciones para promover el uso de vehículos menos contaminantes

El anteproyecto de ley también establece que los ayuntamientos aprueben medidas para facilitar los desplazamientos a pie, en bicicleta u otros medios de transporte activo, para mejorar y electrificar el transporte público y para fomentar el uso de medios de transporte eléctricos privados.

El Concello de Lugo tiene bonificaciones para promover el uso de vehículos menos contaminantes. Es del 50% para los híbridos (motor eléctrico-gasolina, eléctrico-diesel, eléctrico-gas o gasolina-gas) y del 75% para los de motor eléctrico y/o emisiones nulas o de biogás, gas natural, gas líquido, metano, metanol e hidrógeno.
 

La única ciudad donde se aleja el transporte, dice Lugo Monumental
La asociación Lugo Monumental enviará a la Xunta un estudio en el que apunta que Lugo es la única ciudad que alejará el transporte público del centro al trasladar la estación de autobuses al lado de la del tren, en la futura terminal intermodal.

El colectivo que preside Luis Latorre considera que los usuarios no solo se verán perjudicados por el aumento de la distancia sino por la diferencia de cota, que empeora la accesibilidad, un aspecto crítico para los jubilados, que constituyen uno de los grandes grupos de usuarios.

Lugo Monumental defiende que la unión de ambas estaciones tiene sentido en otras ciudades gallegas donde las de autobuses están a las afueras y se llevan junto a las de tren, más céntricas. Es lo que sucederá en Santiago, Vigo y Ourense. El error que supuso edificarlas en una zona alejada del casco urbano, y que ahora se pretende corregir, es exactamente el mismo que se quiere cometer en Lugo, asegura.

La asociación recuerda que por la estación de autobuses de Lugo pasan unos 500.000 viajeros al año y por la de tren, unos 67.000. Según el estudio realizado por la asociación, del que no da detalles, el 54% de los ususarios del bus acuden andando mientras a la de tren solo lo hace el 16.

Las intermodales supondrán mejoras en otras ciudades porque permitirá a los viajeros alcanzar su destino final caminando, lo que reducirá no solo las emisiones contaminantes sino los costes de traslado, al revés de lo que sucederá en Lugo, opina Lugo Monumental.

Cuenta atrás para cerrar la Ronda da Muralla a los coches más...
Comentarios