Miércoles. 19.12.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.12.2018
El tiempo

Cuatro lustros de buena Onda

El Onda Media en 1996. EP
El Onda Media en 1996. EP

Uno de los locales insignia de la noche lucense se reinventa con una nueva gerencia. Sus clientes se despidieron en los últimos días con emotivos mensajes que inundaron las redes sociales

Fue en el año 1996 cuando el Onda Media abrió sus puertas bajo la dirección de Sixto Saavedra y Carmen Gorgoso, los que hasta el comienzo del presente verano, durante más de 20 años, fueron los responsables de un local referente en la noche lucense y del que la juventud colecciona todo tipo de recuerdos.

Motivos de salud privan a la pareja de continuar su andadura en la hostelería nocturna, lo que abre paso a una nueva etapa en la historia del establecimiento a cargo de un antiguo trabajador, al que los anteriores dueños desean "lo mejor", al igual que a todos los clientes que por allí han pasado, bailado y disfrutado, ya que sin ellos, explican, "nada hubiera sido posible".

A la hora de relatar alguna de las anécdotas que acontecieron en todo este periodo, los hasta ahora responsables del local aseguran que no podrían elegir, además de no querer focalizar tanto tiempo en una única persona ni caso concreto, ya que hubo muchos y diferentes buenos momentos. "No queremos centrarnos en una persona o en un único momento. Podríamos escribir un libro con todo lo sucedido en estos 22 años".

Sixto Saavedra: "Quizás lo más reseñable, es que hemos mantenido clientela desde la apertura hasta los últimos días"

Lo que más les enorgullece, explican, es el haber logrado que gente que alternaba en su local en 1996 se dejaba ver por allí estos últimos meses. "Quizás, lo más reseñable, es que hemos mantenido clientela desde la apertura hasta los últimos días", sobresalen.

En lo relativo a los cambios que experimentó el negocio en su larga trayectoria, Sixto Saavedra y Carmen Gorgoso comentan que el salto generacional fue la mayor modificación sufrida, lo que influyó principalmente en las tendencias musicales. "Cuando la gente "mayor" dejó de salir se abrieron las puertas a las nuevas generaciones. Antes en nuestro local se escuchaba únicamente rock de los 80, en los últimos años nos adaptamos a una música mas moderna, reggaeton y el resto de géneros que les gustan a los jóvenes".

Ambos hosteleros opinan que la juventud de ahora es diferente a la de antes, pero, a su juicio, no hay tanta disparidad como la ciudadanía piensa. Además, destacan el fenómeno de internet como factor diferencial y catalogan a sus antiguos clientes como cultos musicalmente hablando. "La juventud sí que ha cambiado, pero menos de lo que piensa la gente. Antes no había internet, lo que es identificativo de esta generación. Además, consideramos que nuestros clientes eran musicalmente muy cultos, ya que aunque de vez en cuando alternáramos "sus canciones" con otras más viejas, se las sabían todas", continúan.

En cuanto a los hábitos de consumo, los antiguos gerentes del Onda Media declaran que no notaron diferencias palpables, a pesar de que la intrusión del botellón y la costumbre de cenar más tarde adentrara la juerga un par de horas en la noche. "Claro que el botellón influyó bastante, aún así, nunca hemos tenido problemas con eso, la gente se tomaba sus copas igual. Abríamos a las 11, y hasta las 4.30. Antes la gente cenaba más pronto por lo que teníamos más clientela a primer hora, en los últimos años esto se desplazó un par de horas, y a partir de las 2.00 horas era cuando solíamos estar más llenos".

MENSAJE. Finalmente, Sixto Saavedra y Carmen Gorgoso no han querido dar por concluido este capítulo de sus vidas sin dejar un mensaje de agradecimiento a todos aquellos que han hecho posible que el Onda Media haya sido más que un simple local de alterne. "Estamos muy muy agradecidos a todos, a clientes y trabajadores.

Hay currantes que empezaron con nosotros sin saber poner una copa y que ahora son grandísimos profesionales de la hostelería, han crecido con nosotros y han seguido mejorando en otros sitios, lo que nos llena de orgullo. Por otro lado, a los clientes agradecerles todos los comentarios y todos los mensajes que nos han llegado a través de las redes sociales, sin ellos nada hubiera sido posible, lo único que esperamos es que sigan disfrutando como lo hacían aquí", concluyen.

Cuatro lustros de buena Onda
Comentarios