lunes. 17.02.2020 |
El tiempo
lunes. 17.02.2020
El tiempo

Cuando el coche es la libertad

Alfonso Gandoy accediendo al vehículo adaptado que le ha permitido recuperar la movilidad. XESÚS PONTE
Alfonso Gandoy accediendo al vehículo adaptado que le ha permitido recuperar la movilidad. XESÚS PONTE
Una furgoneta adaptada permite a un lucense con esclerosis recuperar la movilidad ► Con el vehículo no depende siquiera de que haya plazas de discapacitados para aparcar

Un coche puede suponer la libertad. Lo sabe bien Alfonso Gandoy, un lucense que ha recuperado la autonomía gracias a un vehículo adaptado que, dice, es el primero de sus características en España. Se trata de una furgoneta de acceso lateral, con un mecanismo que eleva al pasajero al interior mediante un sistema que no hace necesario, por ejemplo, disponer de una plaza de aparcamiento para discapacitados.

Los vehículos adaptados facilitan la vida de personas con problemas de movilidad desde hace muchos años y hay tanto sistemas de acceso lateral como trasero, sistemas que a muchos lucenses les han devuelto la autonomía.

A Alfonso Gandoy le diagnosticaron una esclerosis en el año 2000 y desde hace unos cinco años la enfermedad le provocaba problemas de movilidad que le hicieron depender de otros cada vez que tenía que desplazarse, ya que el manejo de la silla de ruedas en el coche le resultaba complicado.

Con el nuevo vehículo, en el que ha invertido unos 50.000 euros, ya no necesita siquiera depender de una plaza de minusválidos. "Si hay una acera, yo puedo entrar y salir sin problemas", presume. Ese sistema, dice, le resulta mucho más cómodo que la carga trasera, que exige mucho espacio y obliga a depender de plazas de minusválidos de un tamaño infrecuente, asegura.

Lleva meses moviéndose con su nuevo vehículo y está encantado porque puede volver a hacer muchas cosas a las que había tenido que renunciar

El vehículo, una Ford, fue adaptado en Madrid por un equipo de ingenieros. "Es la primera vez que hacían un vehículo como el mío", asegura el lucense.

La clave es un elevado que lo sube a la furgoneta. Una vez en el interior, el asiento del conductor se gira a través de un sistema electrónico y él puede pasar desde la silla de ruedas y acomodarse para conducir sin ningún tipo de riesgo", explica.

A la hora de conducir, el coche incorpora sistemas que también le facilitan las cosas. "El acelerador es como un puño de una moto", explica al detallar algunos de los aspectos modificados del vehículo para permitir que el pueda conducirlo con total seguridad.

Lleva meses moviéndose con su nuevo vehículo y está encantado porque puede volver a hacer muchas cosas a las que había tenido que renunciar. "Puedo ir solo de compras, puedo ir a tomar algo, en verano fui toda la temporada a A Mariña y hago escapadas a A Coruña", cuenta Alfonso para relatar la libertad que ha conseguido al lograr vencer los problemas de movilidad que habían limitado completamente su vida.

Cuando el coche es la libertad
Comentarios