sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

Cs aviva el debate de la protección de la muralla y la quiere libre de perros

Expósito recuerda que la catedral también es Patrimonio Mundial y no entran los animales

El grupo municipal de Ciudadanos ha querido avivar el debate sobre la protección de la muralla en la semana en la que se conmemora el 18º aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad y vuelve a proponer que se prohíba el acceso de canes al adarve, de tal forma que solo puedan acceder los perros-guía.

La medida, que ya había sido planteada hace unos meses por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo, trataría de evitar que el monumento se convierta en un canil en el que los dueños acudan a pasear las mascotas para que hagan en ella sus necesidades.

"Tampouco nos museos ou na catedral, que tamén é Patrimonio da Humanidade, se pode entrar con cans", comenta el edil de Cs Jesús Expósito para justificar la propuesta, quien recuerda que en la muralla no está permitida la colocación de papeleras y la empresa encargada da limpieza de la ciudad recoge todos los días una media de 3,5 kilogramos de heces de animales.

"É inconcebible esta situación nun monumento milenario que é Patrimonio da Humanidade", reafirma Expósito, que además de regular el acceso de canes a la muralla, apela al civismo ciudadano, al aumento de la vigilancia y a la aplicación del código sancionador previsto en la normativa municipal como medidas para evitar los excrementos caninos en las calles de Lugo. De hecho, el edil recuerda que la actual ordenanza municipal sobre protección y tenencia de animales del Concello de Lugo tipifica como "falta leve" que los dueños no recojan las deposiciones hechas por sus mascotas en la vía pública y prevé multas que van de los 60 a los 750 euros.

Asimismo, Ciudadanos plantea la creación de al menos tres caniles más en la ciudad -ahora hay tres- para dar una alternativa a los dueños de las mascotas que acuden a la muralla con ellas.

La federación vecinal también se había hecho eco en abril de las cada vez más numerosas quejas de ciudadanos por las "molestias" que ocasionan los canes en el monumento. "Entendemos perfectamente que el perro es un animal de compañía, pero no podemos entender ciertos comportamientos incívicos que perjudican a todos los ciudadanos", apuntaba este colectivo en un comunicado.

UN DERECHO. Sin embargo, otras asociaciones como la de empresarios del centro Lugo Monumental se muestran contrarias a dejar libre de mascotas el adarve, porque, como asegura su presidente Luis Latorre, "subir a la muralla no es un derecho del perro, sino de su propietario".

Latorre considera que el dueño es el responsable de lo que haga el animal y, por tanto, de recoger los excrementos. "Es necesario que haya más vigilancia y multas duras, porque en el momento en el que haya dos o tres sanciones importantes se acabará con quienes no respetan", dice.

El presidente de Lugo Monumental cree que también se facilitaría el paseo de los perros por la muralla con la instalación de papeleras en las que poder depositar las bolsas con las deposiciones. "Se pueden colocar en las rejas metálicas que hay por todo el adarve y, además, hay papeleras en otros monumentos, así que discrepo con que sea algo que afecte a la imagen de la muralla", afirma.

Cs aviva el debate de la protección de la muralla y la quiere libre...
Comentarios