Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

Cruces que traen de cabeza a conductores y peatones

Varias intersecciones provocan a diario retenciones, accidentes o sustos a automovilistas y peatones a la espera de una reorganización

Algunos cruces de la ciudad son un quebradero de cabeza para automovilistas y peatones, ya que la falta de visibilidad, el tráfico denso o los despistes, cada vez más habituales por el uso imprudente del teléfono móvil, provocan sustos cuando no accidentes y atropellos.

Muchos de esos puntos negros ya están perfectamente localizados, como el cruce de la Ronda das Fontiñas con la calle San Eufrasio, donde los automovilistas que se dirigen a la estación de tren, tengan o no preferencia, tienen que estar muy pendientes de que nadie se cruce en su camino. La solución a esta conflictiva intersección podría ser una rotonda y el gobierno local anunció que ya encargó un estudio para ver si pude ser una alternativa.

No es el único punto conflictivo de Fontiñas o San Eufrasio, ya que el cruce de ambas vías con Carril dos Indios suele ser testigo de retenciones en hora punta, cuando no de colisiones entre vehículos, bien por falta de visibilidad o por la velocidad excesiva. Fontiñas acumula además otras intersecciones peligrosas, como la que existente con Carril do Xuízo o con la Rúa Sanxillao.

En la zona sur de la ciudad se encuentran más cruces conflictivos como el existente entre las calles San Roque y Pena do Rei, así como su continuación entre Marina Española y la calle Galicia. Este acceso muy usado por los automovilistas que van de Fontiñas a Ramón Ferreiro sufre momentos de colapso a la hora de entrada y salida de los colegios del entorno.

Los barrios de A Milagrosa y San Antonio también acumulan cruces complicados y que las obras de peatonalización de la Praza da Milagrosa han saturado más, como ocurre con la confluencia de Avenida da Coruña con la calle Xulia Minguillón o con Ramiro Rueda.

Ocurre lo mismo en los cruces de la calle Concepción Arenal con Camiño Real y Rúa Ourense, así como en Eduardo Pondal con Rúa Tui y en Doutor Gasalla con Poeta Cabanillas y con Rúa Anduriñas. En esta última intersección se cambió la preferencia para evitar los atascos que se registraban, aunque esta modificación provoca más de un susto a los conductores que circulan por Anduriñas.

Precisamente, este cambio de la prioridad para dar fluidez al tráfico es puesta como ejemplo por el grupo municipal de Lugonovo para pedir un cambio similar en el cruce de la Estrada Vella de Santiago con la Rúa Rego da Laxe, en el barrio da Ponte, para dar prioridad a los vehículos que proceden del puente blanco.

El edil Víctor Álvarez también propone como alternativa la construcción de una glorieta que evite los atascos y reduzca la peligrosidad del cruce. Además, Lugonovo pedirá que se mejore la señalización para indicar a los conductores las opciones para llegar a la N-VI desde Estrada Vella de Santiago.

Cruces que traen de cabeza a conductores y peatones
Comentarios